Ourense sigue reclamando su puesto en la ACB | ©Iván Dacal. Revista Rebumbio