Eva María, el sol y la playa

Eva María se fue buscando el sol en la playa. Todos nos sabemos esa historia, cogió su maleta de piel se enfundó su bikini de rayas y se tostó en la arena. Los de Fórmula V se encargaron de que supiéramos la historia de la ausente de pe a pa verano tras verano. Pero Eva María se debía pensar que los rayos de sol solo traían amor y acabó quemada en la playa donde tanto sol fue a buscar. Para que a nadie le pase lo mismo que a Eva María, tenemos que conocer qué es lo que pasa en nuestro cuerpo cuando tomamos el sol.

1. ¿Cómo nos ponemos morenos?

Todos hemos oído hablar alguna vez de la melanina. Esta es una molécula de color oscuro que se estimula con el sol. Cuando la radiación solar las alcanza, la molecula fabrica más melanina que sube hasta la superficie de la piel y es lo que nos hace estar más o menos morenos. Es decir, a más melanina, más oscuro el color de piel. Esta molécula a su vez actúa como un protector propio de la piel que hace que los rayos ultravioletas no dañen nuestra dermis. Pero igualmente la melanina no siempre es suficiente para protegernos totalmente de los efectos del sol.

Piel

Ilustración de la penetración de los rayos en la piel. Fuente: www.vsequipodermatologia.com

2. Cremas solares

Para entender los efectos del sol tenemos que hablar principalmente de dos tipos de rayos: los UVA y los UVB. Los primeros penetran en más profundidad en la piel mientras que los segundos son más superficiales y son los encargados de las quemaduras.
Las cremas solares vienen siempre acompañadas de un número SPF (Skin Protection Factor). Este se refiere a la protección sobre los rayos UVB, es decir, es la que evita las quemaduras en la piel.

Pero, ¿qué significa el número de SPF? Las cremas vienen acompañadas de un número que suele ser 15, 30 o 50, bien, pues este número es el multiplicador de la exposición al sol antes de que empecemos con el enrojecimiento. Expliquémoslo mejor con un ejemplo: Eva María nunca se echa crema y a los 20 minutos de llegar a la playa siempre se empieza a quemar, pues si se hubiera echado una crema factor 15, el tiempo que podría estar tomando el sol antes de quemarse serían 300 minutos (20 minutos multiplicados por el factor 15).

3. ¿Cómo ponerse más moreno sin riesgos?

Diferentes estudios han demostrado que una alimentación rica en frutas y verduras aumenta la capacidad de bronceado de nuestra piel. Estos alimentos aportan un tipo de antioxidantes llamados carotenoides que favorecen que adquiramos un color más tostado.