Cómo evitar el Gran Hermano (II): Alternativas a Whatsapp

Seguimos con la serie de artículos sobre alternativas a los servicios que colaboran con la NSA. Sí, el Gran Hermano es prácticamente inevitable. Sí, cualquier servicio puede estar sometido a espionaje. Pero… ¿Por qué no tocar un poco las narices de aquellos cómplices que colaboraron en la desaparición de los derechos civiles? Varios analistas de mercado ya avisan de la caída en bolsa de las grandes tecnólogicas debido a las revelaciones de Edward Snowden. Es más, debido a estas filtraciones el 10% de los clientes extranjeros cancelaron los servicios de almacenamiento en la nube de empresas americanas.

whatsapp

Primero hagamos un repaso por la aplicación que todo el mundo tiene de esta empresa de Silicon Valley. Ha tenido en su historia una clara dejadez hacia la privacidad en su sistema:

No cifraba las conversaciones.

Se podía registrar cualquier número (el tuyo o el de otra persona) en el servicio. (En 2011!)

Se podía espiar cualquier conversación (En 2012).

 Debido a las filtraciones de Edward Snowden, el 10% de los clientes extranjeros cancelaron los servicios de almacenamiento en la nube de empresas americanas.

A día de hoy Whatsapp sigue sin cifrar el historial de conversaciones y sigue sin cifrar el identificador del usuario. Así que… mirando en las múltiples opciones que existen en las tiendas de aplicaciones… encontramos un fuerte rival. Una empresa española llamada Spotbros.

Spotbros

¿Ventajas? No está en suelo americano bajo la jurisdicción de la NSA. Además, cifra todos los mensajes. Y por último, a los 30 días hace limpieza en sus servidores borrando tus conversaciones. La hay para iPhone y Android. A mayores, aparte de la mensajería también contiene otros servicios secundarios como una “red social” dentro de la aplicación. Una mezcla entre Twitter y Foursquare. No nos engañemos, estos servicios complementarios no son tan útiles como pueden parecer cuando nos los venden. Al final, no los usamos. Si queremos twittear, tenemos Twitter. Un servicio de mensajería instantánea es para eso mismo, y de ahí deriva el éxito de Whatsapp. Su grandiosa simpleza. Creo que la competencia debería centrarse sólo en eso si quiere de verdad destronar al más grande.

Aunque la mejor opción aún no está en el mercado. Esta es Heml.is. Una aplicación desarrollada por el co-fundador de Pirate Bay Peter Sunde y otras dos personas. Llegará este otoño y este es el vídeo de presentación:

 

Este será el mejor servicio, pues cuenta con una encriptación de lado a lado. Desde tu dispositivo hasta el receptor. Sin posibilidad de espionaje por parte de la empresa (y mucho menos de terceros). Además, como indica su dominio (.is) está asentado en Islandia, el país que más protege ahora mismo la privacidad en internet.

Hay demasiados factores a la hora de tomar una decisión relacionada con el servicio que utilizaremos: podemos tener todos e ir probando. También podemos descargar aquel que más usen nuestros círculos sociales y así estar comunicados con ellos (como cuando nos pasábamos a Vodafone para tener mensamanía). Podemos priorizar la privacidad y eliminar el resto. El problema de todo esto es que aún a día de hoy, con todas las filtraciones de información que ha habido, no sabemos realmente hasta dónde alcanza la mano de los hijos de Orwell.