Señores se protegen del agua de los aspersores