Opinión

O primeiro día do resto de Compostimes

O primeiro día do resto de Compostimes

“Mientras nos preguntábamos qué cambiar, cambiábamos” Álex Salse Miro Compostimes ó espello e recoñezo a historia das nosas propias vidas. Un “nosas propias” que, malia ser posesivo e de primeira persoa ata a saciedade, plasma mellor que ningunha outra construcción gramatical as moitas responsabilidades que se atopan detrás dos primeiros 250 días deste proxecto. Pero empecemos polo pri... »

Llevarnos la contraria

Llevarnos la contraria

Cuando todavía no nos creíamos, ya éramos. Entramos en el foro de puntillas y con el megáfono en la pistolera, y algunos leones ya se relamían en carcajadas. Nosotros a lo nuestro: te dijimos que mejor no lo hicieses y te fiaste llevándonos la contraria. Luego llegó lo que llegó, que no fue más que un eterno aliciente para pensar en lo que estaba por llegar. No era poco. Mientras nos preguntábamos... »

La graduación de las cabezas pensantes

La graduación de las cabezas pensantes

Me van a disculpar antes de nada —los cuatro que me suelan regalar algo de su tiempo— la falta a la cita del domingo. Llego un día tarde, pero es que uno no se gradúa todos los días. A mí me tocó el sábado, por lo que gasté el domingo en recuperarme, que es la forma educada de referirse a la resaca. Lo bueno de escribir es que puedas responder a preguntas que nadie te ha hecho, así que ahí va: la ... »

Andén y seguido

Andén y seguido

Suena a despedida Compostela estos días. Se intuyen los adiós y los hasta luego en los pisos de estudiantes, al mismo tiempo que vuelve el eco a las estancias vacías y asoma el polvo que la inmobiliaria no limpiará. La banda sonora la pone la cinta adhesiva despegándose del rollo para caer sobre las cajas que se llevan más de lo que trajeron, y la nostalgia ataca incluso antes del abandono de la t... »

La basura es nuestra

La basura es nuestra

“Mar de mans de Galicia que derrotou ó mundo terra, chapapote” Antón Reixa, poema “Mar de mans” Hace diez años, el mar gallego sangró fuel. Un reguero de mierda pestilente nadó hacia la costa, manando de una herida contagiosamente triste que ya estaba infectada de burocracia y dinero mucho más sucio que el chapapote. Con bandera de Bahamas tuvo el Prestige la desfachatez de averiarse frente a Gali... »

Miedo a la solidaridad de biblioteca

Miedo a la solidaridad de biblioteca

A mí la solidaridad me da un poco de miedo. Me pasa lo mismo con compartir y también con las arañas, pero ya paro porque no quiero levantar ampollas ni que la columna tome forma de diván de psicoanalista. Lo que me da miedo en realidad es lo fácil de malinterpretar que es un concepto como la solidaridad, el cual, cuando se malinterpreta, tiene propensión a perder los límites y tender a infinito, c... »

La olimpiada de los niños de África

La olimpiada de los niños de África

Hay cosas que me cuestan trabajo, pero reconocer un nuevo deporte cuando lo veo no es una de ellas. Me pasó el otro día en Vigo, en la calle Príncipe, que es donde la ciudad se concede un descanso poniéndose plana. Ya un poco antes de llegar a la calle en cuestión vi la futura disciplina olímpica clarísima. Allí, repartidas de forma estratégica por toda la senda peatonal, varias figuras llamaban l... »

Baile de porras

Baile de porras

Estuvieron el otro día las fuerzas del orden de rebajas en mi calle. Creo que en los cuatro años que llevo en Santiago nunca había visto una algarabía de tal calibre. Volaban las pelotas y las salvas estallaban tras gatillazos de los buenos, de los de júbilo. Yo, que bajé tras la pista de un desahucio que se quedó en rumor de Twitter, me encontré de frente con una estampa poco habitual en estos ti... »

Conde Roa y el rock de provincias

Conde Roa y el rock de provincias

El otro día me pareció ver a Conde Roa. Fue en una gasolinera, que es el escenario más político que puede pisar hoy en día. Un hombre pasó por delante de mi coche en dirección a la caja, y mis ojos reconocieron ese perfil de mayoría absoluta histórica. Me quedé petrificado con el volante entre las manos sin saber qué hacer, abrumado por completo. Pocos días atrás lo había visto en el periódico, so... »

Yo lo haría mejor

Yo lo haría mejor

En este país el talento se mide por la cantidad de “yo lo haría mejor” que genera. Atrás, engullidos por una fuerte tormenta de envidia, han quedado los tiempos en el que el talento generaba –además de más talento– aplauso y admiración. Qué le vamos a hacer, ya no es moda. Desde hace unos cuantos años, sobre todo con la expansión de la red, el fenómeno de los detractores ha cobrado fuerza. Puede s... »

Page 10 of 10«8910