Galegos polo mundo

Manos de piedra

Manos de piedra

Ayer le dije a un amigo que trabajar en el bar a veces me resultaba kafkiano. Como respuesta, mi amigo se rió y me miró como la gente mira a los gilipollas: dejándolos vivir porque, bueno… porque son gilipollas. Reconozco que decir kafkiano en voz alta hace que suenen las voces de alarma, pero mi amigo no se rió de mí por haberla usado (es un tipo que en los pocos ratos libres que se tiene trabaja... »

Los fantasmas

Los fantasmas

Septiembre empezó con la muerte de mi abuelo. La noticia me llegó cuando estaba en Londres limpiando vasos en un pub por 6’19 libras la hora menos impuestos y preguntándome qué coño estaba haciendo con mi vida, sin saber en qué iba a gastar ese dinero, qué iba a hacer después de trabajar ahí ni cuándo iba a llegar ese después en cuestión. La sensación de estar perdido -que no  había tenido desde h... »

Inmóvil e invencible

Inmóvil e invencible

Una de las cosas que me enseñaron en el colegio y que con más fuerza recuerdo nos la dijo a mis amigos de clase y a mí nuestro profesor de lengua. Nelson. Un canarión de la cabeza a los pies al que se le iba el alma hablándonos de literatura y de sintaxis. Unos de los grandes profesores que uno tiene en su vida y que nunca olvida. La lección en sí era una cita de Benito Pérez Galdós: si se quiere ... »

La cartera violada

La cartera violada

Cuando vives en Londres, acabas por acostumbrarte a ver a tu cartera llorar en el suelo en posición fetal, con la mirada perdida y las pocas monedas que le quedan, peniques solamente, tambaleándose  frágilmente en el fondo de su monedero, que vio días mejores. Y tú tienes que apretar los dientes y mirar a otro lado para evitar que tu cartera vea que ya te ha salido la primera lágrima. Te la secas ... »

La voluntad como consuelo

La voluntad como consuelo

Llevo poco más de una semana en Londres buscando trabajo y ahora mismo solo siento cansancio. Cansancio e impotencia. Resulta difícil no acabar cayendo en el tremendismo cuando después de todo este tiempo pateando la ciudad, el único resultado real fue una prueba que consistió trabajar ocho horas seguidas entre los fogones de la cocina de un bar-restaurante. Ocho horas que no cobré, porque muy dif... »

Brasilia, Capital da Esperanza

Brasilia, Capital da Esperanza

Washington D. C., Canberra, Nova Delhi, Abuya… Só unhas cantas capitais, non é certo? Pode que non saibades que todas teñen algo en común: son cidades planificadas. Todas elas foron creadas a partir dun terreo baleiro e sen urbanizar cun propósito determinado, polo cal o seu desenvolvemento depende dunha decisión política ou administrativa e non do movemento lóxico da poboación. Brasilia é unha de... »

Los primeros días en un hostal de México DF

Los primeros días en un hostal de México DF

En México D.F. hay un minúsculo y bonito hostal perdido en el enorme mapa de la ciudad. Lo manejan una mujer y su sobrino Juan [el nombre es falso], pero es a este último al que más conocemos sus huéspedes. Juan es un chico que ronda los veinticinco, es gordo y su color de piel lo delata como mestizo. Tiene los ojos un poco caídos. Trabaja ahí para pagar sus estudios. Es disciplinado, sonríe al ha... »

El embarazo más largo

El embarazo más largo

“No puede haber una revelación más intensa del alma de una sociedad que la forma en la que trata a sus niños”. Nelson Mandela. Todos hemos pensado alguna vez: ¿Qué hubiese pasado si papá y mamá hubiesen decidido concebirme en otro momento? Quizás yo no hubiese nacido. No hay respuesta para eso. Tampoco para las siguientes cuestiones: ¿Qué hubiese pasado si Maisa y Abel nunca hubiesen tramita... »

Como en casa, en ningún sitio

Como en casa, en ningún sitio

Imagínate que has estado fuera durante algún tiempo, estudiando fuera de casa, en un viaje de trabajo, aunque fuese en unas largas vacaciones. Estás en el avión de vuelta a casa y después de X horas de viaje, viéndote cada vez más cerca, sintiendo unos nervios especiales y, a la vez, una paradójica tranquilidad que creías olvidada, el avión toca por fin tierra firme. De alguna manera, escuchas ent... »

Nuestro vecino del norte también está en crisis

Nuestro vecino del norte también está en crisis

Como si de una enfermedad que llevara tiempo incubándose se tratara, cada día vemos como la agitación y el descontento social se van contagiando por toda Europa y para nuestro vecino del norte el panorama tampoco es de los mejores. Con un déficit del 4,5% y más de 3 millones de parados (un 10,80% de la población) las perspectivas de Francia no son halagüeñas. Si a esto le sumamos la “discreta” pre... »

Page 3 of 41234