Un viaje ‘Alén do Cosmos’

Pedro Pablo Alonso y Santiago Formoso, al término del documental | ©Adrián Viéitez.

Pedro Pablo Alonso y Santiago Formoso, al término del estreno del documental en el Auditorio del Concello de Vigo | ©Adrián Viéitez.

Grazas, Pedro Pablo. Grazas por lembrarte de min. – Santiago Formoso.

El jueves 1 de diciembre se estrenó, en el Auditorio del Concello de Vigo, el documental Alén do Cosmos, escrito y dirigido por el periodista de la Radio Galega Pedro Pablo Alonso. Tras de sí, más de tres años de trabajo, desde que, en 2013, Alonso descubriese la historia de Santiago Formoso, un futbolista vigués emigrado a los Estados Unidos siendo un niño que acabó jugando en el New York Cosmos junto a figuras de la magnitud de Pelé, Franz Beckenbauer o Carlos Alberto. Su historia atizó al periodista con tal fuerza que rápido se decidió a afrontarla, con el objetivo de conocerla mejor y, sobre todo, darla a conocer. El resultado fue el citado documental.

Arropados por personalidades del fútbol vigués como Iago Aspas, Sergio Álvarez, Eduardo Berizzo o Rafa Sáez, Alonso y Formoso dieron el pistoletazo de salida a una red de presentaciones que pronto los traerá a Santiago de Compostela. La pieza audiovisual, de alrededor de una hora de duración y filmada en localizaciones tanto gallegas como de Nueva York y Nueva Jersey, fue acogida con mucho cariño por el público presente en el Auditorio del Concello, la mayor parte de él del entorno cercano a la temática.

La historia de Santiago Formoso se gestó, como cuenta Alén do Cosmos, casi de casualidad, dado que, en un momento en el que desde arriba se buscó impulsar el soccer en Estados Unidos, y dada la ausencia de fútbol base en el país, apenas existían jugadores con la nacionalidad local para que los equipos cubriesen sus plazas. Formoso, estadounidense desde la adolescencia pero criado en la cantera del Santa Mariña vigués, sí la tenía. Este fue el principal aliciente para acabar jugando en el Cosmos, concretamente en la posición de lateral derecho, en la que, como narra en el documental, “nunca había jugado antes”. Era la única disponible y él tenía hambre de fútbol. Así comenzó su leyenda: compartió vestuario durante dos temporadas con futbolistas de la talla de Pelé, Carlos Alberto o el káiser Franz Beckenbauer, e incluso llegó a estar a punto de hacerlo también con Johann Cruyff, quien, por cierto, también hizo su contribución al documental antes de su triste fallecimiento el pasado mes de marzo.

Además de presentar la historia de Formoso, el documental de Pedro Pablo Alonso ahonda en la cuestión de la falta de arraigo del fútbol en Estados Unidos. A través de diversas y numerosas entrevistas a entrenadores de fútbol base americanos, periodistas o simples aficionados, realiza una radiografía del sistema deportivo implantado en Norteamérica, donde, de momento y pese a esfuerzos económicos del perfil del New York Cosmos, el cual, por cierto, acaba de liquidarse tras vivir su última etapa de lucidez deportiva de la mano de futbolistas como Raúl, el fútbol parece no tener lugar. De todos modos, de cada viaje siempre resultan historias que guardar en el tintero. Historias como la de Santiago Formoso, la historia de un viaje Alén do Cosmos.