Free tour, una nueva forma de descubrir Compostela

La trampa comenzó un día frío de noviembre. Las firmantes de este texto y estas fotos nos dirigimos a nuestra cita en la plaza del Obradoiro. Empezaba a oscurecer. La noche llega siempre puntual cuando el frío se instala en Compostela.

Como a muchos, esta ciudad nos acogió hace ya algunos años con la hospitalidad con la que recibe a los peregrinos. Sintiéndola nuestra, decidimos mirarla con otros ojos. Como peregrinas analizando nuestras propias huellas. Y, volviendo sobre nuestros pasos, descubrimos muchos pequeños detalles que se nos escapaban. También observamos de primera mano cómo los que pisaban Compostela por vez primera iban descubriendo la historia de esta ciudad esculpida en piedra. Fuimos a un tour turístico sin ser turistas, y la trampa mereció la pena.

Free tour 1

Para sentirnos turistas de nuestra propia ciudad contamos con la ayuda de Elena Iglesias, guía de Santiago D.C. Free Tours. Nuestro propósito era descubrir un nuevo modelo de hacer turismo que ya está presente en las principales ciudades europeas y que tiene ya una breve trayectoria en Compostela. El free tour es un modelo de tour turístico en el que, tras realizar el recorrido por la ciudad, el turista paga al guía lo que considera que ha valido el tour. Es decir, es el cliente el que decide el precio del servicio. Un trato que nace de una doble confianza: confianza en que turista valorará el resultado del recorrido y también confianza en la calidad del servicio.

El prototipo creciente de viajero que cuida su presupuesto, especialmente los jóvenes, y el boca a boca que facilita el marketing a través de internet son algunos de los factores que benefician a este nuevo modelo cuya popularidad sigue creciendo. En el centro del Obradoiro nos reunimos con Elena Iglesias y un grupo no muy grande de turistas nacionales. “En temporada baja, de octubre a febrero, estos tours se realizan bajo demanda y en temporada alta solemos hacer dos al día: uno en castellano y otro en inglés”.

Free tour 3

Nuestra guía nos revela que el ‘free’ del término no significa tanto ‘gratis’ como ‘libre’. Según nos cuenta ella misma, este modelo de turismo nació en Berlín y se ha ido extendiendo por Europa. Y Santiago no podía quedarse aparte. Afirma que “gran parte de los turistas ya están familiarizados con este concepto”. De hecho, subraya que muchos visitantes vienen ya buscando estos recorridos después de conocer el modelo en otras ciudades. La empresa para la que trabaja comienza a operar en Santiago en junio de 2015 y reconoce que ya no es la única que ofrece free tour en Compostela.

Como no podía ser de otra forma, la Catedral es el eje en el que se basa el recorrido que dura entre hora y media y dos horas. En este tiempo, recorremos las mismas piedras que pisamos cada día, pero esta vez reparando en su historia.

Free tour 2

© Natalia Saavedra

Nuestros acompañantes se afanan en tratar de responder las preguntas que lanza Elena mientras nosotras cuchicheamos alguna de las respuestas y nos sorprendemos al descubrir un dato desconocido, un detalle que nos convierte también en turistas. Y así, de turistas a autóctonas vamos cambiando los papeles mientras caminamos, observamos y aprendemos.

Los visitantes que nos acompañan disfrutan de una historia contada de forma amena, sacan fotos y preguntan, tratando de llevarse consigo un poco de toda la historia de la que esta ciudad es testigo. Aguantan estoicos el frío mientras disfrutan de la historia más grandilocuente  pero, sobre todo, se maravillan con las pequeñas leyendas. Y, los que la conocemos un poco, sabemos que Compostela guarda muchas. Desde las Marías hasta la sombra del peregrino de la Quintana.

Quizá algunos de estos visitantes se vayan de Santiago habiendo vivido su primera experiencia free tour. Pero lo que es seguro es que además de los souvenirs, la experiencia del Camino o el sabor de la comida en su paladar, los turistas se van de la ciudad conociendo el relato que Compostela guardaba para contarles.