Rutas para disfrutar del otoño gallego

Un tímido sol se asomaba entre las nubes buscando un lugar cálido donde posar su luz. Era otoño y el frío comenzaba a congelar todos los poros de mi piel. Tan solo me acompañaba una pequeña mochila colgada en mi espalda. Y ambas estábamos dispuestas a perdernos en este rincón de Galicia.

El silencio invadía la inmensidad de aquel templo. En mi mente, aquel monasterio se empezó a llenar de personas cuyas vidas ya nadie recordaba. Vidas que habían forjado historias de las que ahora tan solo quedaban unas viejas ruinas.

El Mosteiro de Carboeiro es uno de los monumentos más representativos del arte medieval gallego y cuenta, además, con influencias compostelanas de Mestre Mateo. Está situado junto al río Deza y su origen se remonta al siglo X, cuando era propiedad de un ermitaño llamado Egica. Posteriormente, los condes de Deza, Doña Teresa y Don Gonzalo, compraron la ermita y fundaron el monasterio.

“El Mosteiro de Carboeiro es uno de los monumentos más representativos del arte medieval gallego y cuenta, además, con influencias compostelanas de Mestre Mateo”

Los siglos XII y XIII fueron los años de mayor prosperidad. En el año 1131, el abad Froila convirtió al monasterio en un centro de poder e influencia. Entre los años 1162 y 1192, el abad Fernando amplió la Iglesia, pero lo que no se imaginaban en aquellos tiempos es que, siglos más tarde, se perdería la riqueza de antaño. En el siglo XVI, una mala administración de los bienes lleva al monasterio a la ruina y la decadencia se prolonga hasta el año 1836 cuando la desamortización de Mendizábal produjo un abandono total del mismo.

Cuentan los vecinos de la zona que en el templo se custodiaba una espina de la corona de Jesucristo, pero que en el año 1550 fue robada y, desde entonces, el aurea de misterio sigue presente. Después de siglos de continuo deterioro, se inició un proceso de reforma que finalizó con la reafirmación del monasterio como símbolo de la comarca del Deza.

El Mosteiro de Carboeiro ha sido escenario de películas y estudio de grabación de cantantes y actores. Recientemente, el cantante Enrique Iglesias rodó el videoclip de su canción “Noche y de día” en este monasterio.

Mis pasos dejaron atrás el  simbólico templo y se adentraron en una senda hasta un lugar maldito, A Ponte do Demo. Antiguas leyendas afirman que el estado ruinoso del monasterio se debe a motivos más sombríos…

Este puente medieval fue el protagonista de oscuros mitos relacionadas con la construcción del monasterio. Cuenta la leyenda que las penalidades que vivían los monjes en los primeros años del monasterio, les hizo tomar una peligrosa decisión. Una mañana de viernes, el monje Ramón hizo un trato con el demonio en el que éste construiría un monasterio de sólida piedra en tres días y, a cambio, el fraile le entregaría todas las almas que falleciesen ese domingo. Pero el abad mayor incumplió su promesa y no le entregó las almas de los difuntos al diablo. El demonio, sintiéndose traicionado, se juró a si mismo que un día se vengaría. Siglos más tarde, llegó el ansiado día y el diablo envío un fuerte temporal sobre el monasterio y lo dejó en las ruinas que vemos hoy en día.

“Cuenta la leyenda que las penalidades que vivían los monjes en los primeros años del monasterio, les hizo tomar una peligrosa decisión”

El sol cede ante la oscuridad de la noche y se esconde tras el horizonte un día más. ¿Cuántos rincones nos quedan por descubrir en Galicia? La ruta no se acabará aquí, pronto me embarcaré en una nueva aventura…

Nuestra ruta, en imágenes:

El Mosteiro de Carboeiro

El Mosteiro de Carboeiro ha sido escenario de películas y videoclips de reconocidos artistas  |@Paula Martínez Graña

La fundación del monasterio se remonta al siglo X de la mano de los Condes de Deza |©Paula Martínez Graña

La fundación del monasterio se remonta al siglo X de la mano de los Condes de Deza |©Paula Martínez Graña

Esaleras que permiten el acceso a las torres y a la cripta |©Paula Martínez Graña

Escaleras que permiten el acceso a las torres y a la cripta del monasterio |©Paula Martínez Graña

Vista desde una de las torres del monasterio|©Paula Martínez Graña

Vista desde una de las torres del monasterio|©Paula Martínez Graña

Pequeña entrada de luz en la cripta del templo|©Paula Martínez Graña

Pequeña entrada de luz en la cripta del templo|©Paula Martínez Graña

Inscripción fundacional grabada en el interior de la abadía|©Paula Martínez Graña

Inscripción fundacional grabada en la pared lateral de la abadía|©Paula Martínez Graña

Arco en el interior del monasterio |©Paula Martínez Graña

Pilar de un arco en el interior del monasterio |©Paula Martínez Graña

Señal que indica la senda hacia A Ponte do Demo|©Paula Martínez Graña

Señal que indica la senda hacia A Ponte do Demo|©Paula Martínez Graña

A Ponte do Demo es lugar de lúgubres leyendas sobre la construcción del monasterio |©Paula Martínez Graña

A Ponte do Demo es lugar de lúgubres leyendas sobre la construcción del monasterio |©Paula Martínez Graña

A Ponte do Demo está situado a 200 metros del monasterio |©Paula Martínez Graña

A Ponte do Demo está situada a 200 metros del monasterio |©Paula Martínez Graña