24 horas en el San Froilán

Desde diferentes puntos de Galicia, trenes, autobuses y vehículos se dirigen hacia un mismo destino. En Santiago de Compostela, eran las 20:59 de la tarde cuando una sombra apresurada subía las escaleras de la estación de autobuses. Faltaba apenas un minuto para que saliera el último autobús hacia la que sería la ciudad más importante de Galicia durante el fin de semana que estaba a punto de comenzar.

El reloj de la estación marcó las 21:00 en el mismo instante en el que la sombra, a velocidad casi sobrehumana, se arrojaba en el interior del último autocar. Allí, como ella, eran muchos los que se iban a dejar conquistar por la gastronomía y la cultura lucense.

Los kilómetros iban quedando atrás y la distancia iba desapareciendo al mismo ritmo que me acercaba, cada vez más, al San Froilán. Sentí que esa sombra volvía a mí, como ese sentimiento que te invade cuando vuelves a un lugar, del que quizá, nunca te fuiste. Las puertas de la muralla se abrieron de nuevo y, en su interior, el festejo lucense volvió a cobrar vida propia.

Con el inicio del otoño, viejas hojas de árboles caen sobre Lugo y preparan el terreno para celebrar la fiesta más esperadas del año. Aun así, el San Froilán no es el único motivo para visitar la ciudad, ya que solo Lvcvs Avgvsti conjuga en el mismo territorio tres monumentos Patrimonio de la Humanidad: la muralla romana, la catedral y el Camiño Primitivo a Santiago de Compostela.

Lvcvs Avgvsti conjuga en el mismo territorio tres monumentos Patrimonio de la Humanidad: la muralla romana, la catedral y el Camiño Primitivo a Santiago de Compostela

Del 4 al 12 de octubre, la zona del Parque Rosalía de Castro de Lugo se llena de puestos de feria, de atracciones y, como no podían faltar, las casetas donde se puede degustar el tradicional pulpo á feira. Este año, artistas como Bebe, Abraham Mateo o Carlos Núñez, pusieron la música en estas fiestas. Para finalizar, el martes 11 de octubre, la orquesta Panorama ponía el broche final al festejo lucense del año.

El objetivo principal de este San Froilán 2016 era alcanzar los 600.000 visitantes, pero… ¿se ha conseguido? Son muchos los lucenses que han comprobado que las calles no estaban tan transitadas como otros años. ¿Qué le ha ocurrido al San Froilán este año?

La fiesta local ha llegado acompañada de varias polémicas que le han podido pasar factura. En primer lugar, persiste la limitación del ruido. A partir de las diez de la noche, la normativa obliga a bajar de forma considerable los niveles de ruido que generan las barracas, las actuaciones, los puestos del ferial y la animación callejera. Esta medida, a pesar de que beneficia a los vecinos de la zona, perjudica a los feriantes del San Froilán que se ven afectados por la disminución de sus ventas.

San Froilán sigue considerándose como una de las mejores fiestas de Galicia y continúa congregando a personas de diferentes edades y procedencias

En segundo lugar, la adjudicación de las casetas del pulpo abrió un debate en la opinión pública lucense. La situación ha cambiado respecto al año pasado, mientras que en las últimas ediciones eran hosteleros expertos en el sector los que ponían en marcha las casetas, como por ejemplo Aurora do Carballiño, la famosa pulpeira ourensana, o reconocidos restaurantes de la localidad lucense. Pero, este año, las condiciones han cambiado, ya que el Concello de Lugo adjudicó la mayoría de las casetas y calderos de pulpo a una empresa madrileña por pagar 44.000 euros más que los empresarios de Lugo. Esta adjudicación provocó miles de preguntas entre los lucenses: ¿quién está detrás de esta empresa madrileña? ¿Hay intereses ocultos? ¿Es justo que una empresa, no experta en el sector, pueda encargarse de la mayor parte del pulpo del San Froilán? Por otra parte, están los que defienden que, al tratarse de una subasta, debe ganar el que más pague, como ha sido en este caso. El debate sigue abierto.

A pesar de todo esto, el San Froilán sigue considerándose como una de las mejores fiestas de Galicia y continúa congregando a personas de diferentes edades y procedencias. Es aquí donde cobra sentido el viejo lema “E PARA COMER, LUGO!”

El San Froilán llega a su fin y, con él, miles de sombras abandonan la ciudad. El frío invierno va haciendo hueco entre los hogares aún cálidos de Lugo y va congelando, poco a poco, los corazones que aún laten vivos. Solo la primavera despertará a la ciudad de su dulce letargo.

La magia del San Froilán capturada en instantáneas:

A Rúa Catedral durante a celebración do San Froilán en Lugo |©Paula Martínez Graña

La rúa Catedral durante la celebración del San Froilán 2016 en Lugo |©Paula Martínez Graña

Las atracciones del San Froilán se sitúan, cada año,  en las cuestas del Parque Rosalía de Castro |© Paula Martínez Graña

Las atracciones del San Froilán se sitúan en las cuestas del Parque Rosalía de Castro |© Paula Martínez Graña

A Praza Maior de Lugo é un lugar de referencia da cidade e centro dun gran número de actividades |©Paula Martínez Graña

La Praza Maior de Lugo es un lugar de referencia de la ciudad y centro de un gran número de actividades |©Paula Martínez Graña

A Rúa Bispo Aguirre

Numerosas personas pasean por la Rúa Bispo Aguirre, una de las más concurridas durante las fiestas del San Froilán |©Paula Martínez Graña

El centro de la ciudad es un referente gastronómico en Galicia |©Paula Martínez Graña

El centro de la ciudad es un referente gastronómico en Galicia |©Paula Martínez Graña

La zona de los vinos es un hervidero de gente durante el San Froilán El centro de la ciudad es un referente gastronómico y arquitectónico gallego |©Paula Martínez Graña

La zona de los vinos es un hervidero de gente durante el San Froilán |©Paula Martínez Graña

Mayores y pequeños disfrutan en los puestos del ferial |©Paula Martínez Graña

Mayores y pequeños disfrutan en los puestos del ferial |©Paula Martínez Graña

Las barracas, ©Paula Martínez Graña

Las barracas, el sueño de los más pequeños ©Paula Martínez Graña