La leyenda oculta tras la Feria Medieval de Noia

En tierra de leyendas y tradiciones, se encuentra un misterioso lugar llamado Noia. En este entorno mágico tiene lugar su popular Feria Medieval, considerada como una de las fiestas con mayor encanto de toda Galicia. Hasta este municipio de las Rías Baixas se trasladaron miles de personas, desde el 15 al 17 de julio, para poder disfrutar de la XIX edición de la Feria Medieval de Noia.

Miles de personas disfrutaron de la Feria Medieval de Noia, la fiesta más popular de la villa marinera |©Paula Martínez Graña

Miles de personas disfrutaron de la Feria Medieval de Noia, la fiesta más popular de la villa marinera | ©Paula Martínez Graña

En sus casi dos décadas de historia, la Feria Medieval ha ido aumentando el número de actividades, puestos y espectáculos, al mismo tiempo que se prepara para recibir a un mayor número de visitantes que, desde distintos puntos de la geografía gallega, se sienten atraídos por la magia de Noia. Este año, respecto a ediciones anteriores, se ha ampliado el número de actividades para los más pequeños con la incorporación de un campamento medieval infantil.

En sus casi dos décadas de historia, la Feria Medieval ha ido aumentando el número de actividades, puestos y espectáculos

El casco histórico de Noia es el escenario perfecto para recrear el pasado medieval, debido a sus históricos monumentos y a las características arquitectónicas de la ciudad. La feria comienza con la apertura de los puestos del mercado medieval y la lectura del pregón Portus Apostoli, desde la ventana del Coliseo Noela, el teatro de Noia. Desde el viernes, primer día del festejo, la animación musical y teatral llena las calles creando un ambiente festivo que perdurará durante los tres días de celebración.

Las calles del casco histórico se llenan de noieses y turistas en su noche más mágica |©Paula Martínez Graña

Las calles del casco histórico se llenan de noieses y turistas en su noche más mágica |©Paula Martínez Graña

Para todos los que deciden viajar por las calles de Noia adentrándose en el corazón de la Edad Media, hay actividades cuya asistencia podría considerarse casi obligatoria. El desfile de caballeros medievales y la exhibición de cetrería en la Praza da Fanequeira son los espectáculos que consiguen reunir a un mayor número de personas. Pero la emoción no acaba aquí, ya que, tras el desfile, tiene lugar la anhelada lucha de caballeros en la Praza de O Malecón de Gasset.

La iglesia de San Martiño de Noia, ubicada en la Praza do Tapal, cuenta con una única torre con campanario |©Paula Martínez Graña

La iglesia de San Martiño de Noia, ubicada en la Praza do Tapal, cuenta con una única torre con campanario |©Paula Martínez Graña

En una de las plazas más importantes de Noia, y lugar central de la Feria Medieval, se levanta la iglesia de San Martiño de Noia. A sus pies, se esconde el símbolo de la leyenda más misteriosa de esta villa. Se trata de una pequeña cruz grabada en las piedras de la Praza do Tapal. Muchos pies se deslizan sobre esta marca siendo desconocedores de su significado.

Las leyendas y mitos coinciden en que existe una maldición que cae sobre todo aquel que intente acabar la construcción de la segunda torre

Este templo religioso del siglo XV se construyó bajo un clima de misterio que sigue presente hoy. Los escritos de la época señalan que el arquitecto encargado de erigir las torres falleció antes de finalizar su obra. Además, años más tarde, diversos accidentes obstaculizaron el levantamiento de la segunda torre. Es por ello que la Iglesia de San Martiño, a día de hoy, continúa inacabada, con una única torre en pie.

La Iglesia de San Martiño es uno de los lugares más emblemáticos de Noia |©Paula Martínez Graña

La Iglesia de San Martiño es uno de los lugares más emblemáticos de Noia |©Paula Martínez Graña

Son muchos los enigmas que se originaron a partir de la construcción de esta iglesia, pero las leyendas y mitos coinciden en que existe una maldición que cae sobre todo aquel que intente acabar la construcción de la segunda torre.

En el año 1973, el joven cineasta Claudio Guerín eligió la Iglesia de San Martiño de Noia como escenario de la que sería su última película de terror “La campana del Infierno”. Para rodar la película, Guerín decidió construir una falsa torre de cartón piedra y, de esta forma, simular que la fachada sí estaba acabada.

“Para sorpresa de todos los presentes que, en un primer momento, pensaron que estaban presenciando una escena de ficción, el terror se volvió realidad”

En el guión que narraba la última escena de la película, se podía leer que la historia finalizaba con la caída del protagonista desde lo alto del campanario. Pero, para sorpresa de todos los presentes que, en un primer momento, pensaron que estaban presenciando una escena de ficción, el terror se volvió realidad. El famoso director Claudio Guerín falleció al caer desde lo alto de la torre. La prensa nacional de la época se hizo eco de lo ocurrido y las antiguas leyendas cobraron un nuevo sentido. ¿Accidente o maldición?

La torre inacabada de la iglesia de San Martiño es fuente de antiaguas leyendas y mitos |©Paula Martínez Graña

La torre inacabada de la iglesia de San Martiño es fuente de antiguas leyendas y mitos |©Paula Martínez Graña

La película fue acabada por el director Juan Antonio Bardem y es considerada como el filme más maldito del cine español. En recuerdo de este fatídico acontecimiento, una cruz grabada en el suelo señala el lugar del fallecimiento del cineasta, recordando así a todos los viandantes el mito más oscuro de Noia.

Una cruz negra grabada en el suelo de la Praza do Tapal recuerda el lugar donde falleció el cineasta Claudio Guerín|©Paula Martínez Graña

Una cruz negra grabada en el suelo de la Praza do Tapal recuerda el lugar donde falleció el cineasta Claudio Guerín|©Paula Martínez Graña

Pero, al analizar el pasado de esta mágica villa de mar, se descubre una posible explicación lógica al enigma. Ante el miedo de que la iglesia de San Martiño de Noia pudiese ganar más protagonismo que la Catedral de Santiago de Compostela, desde el Arzobispado de la capital gallega prohibieron la construcción de la segunda torre. ¿Se trata de una maldición creada para cubrir ciertos intereses de la época o, por el contrario, es la única vía que defienden aquellos escépticos que se niegan a aceptar la leyenda?

Una cruz grabada en el suelo señala el lugar del fallecimiento del cineasta, recordando así a todos los viandantes el mito más oscuro de Noia

¿Mito o realidad? Nunca lo sabremos, pero los años demuestran que, a día de hoy, aún nadie se ha atrevido a reconstruir la misteriosa torre de la campana.