Bares con estilo en Compostela (II)

Seguimos ávidas de descubrimientos. Tras la primera entrega, continuamos con la ruta de bares con estilo. Hemos hallado más lugares de encuentro de esos que son confortables y tranquilos, de los que dan pie a largas charlas y largas meriendas. Visten su aspecto con las decoraciones más cuidadas y visten nuestro paladar con su amplia carta de sabores.  Decía Bertrand Russell que la vida es una taza de café tras otra y no preocuparse por otra cosa. Tomarse uno siempre es una buena idea, pero encontrar un sitio agradable para hacerlo no es tan sencillo. Lugares para todos los gustos, ¿cuál vas a convertir en tu segundo salón?

El Romero

Rúa das Galeras, 22.

Nos trasladamos al barrio de Galeras para llamar a la puerta de El Romero. Es el ejemplo perfecto de bar que nos hace sentirnos como en el salón de nuestra casa, aunque más bien el de una casa de revista. Velas, lámparas, chimenea y cómodas butacas hacen el resto. Elegante y cuidado hasta el más mínimo detalle. Además de un café, podremos acompañarlo con los dulces o galletas caseras que nos ofrecen en el mostrador.

romero1 romero2 romero3 romero4

A Táboa de Picar

Rúa do Pombal,17.

Llegando a la Alameda encontramos un local decorado con un estilo más moderno, que rompe la frialdad de la piedra al revestirse en madera. Como su propio nombre indica, no sólo se dedica a los tés y cafés, sino que también son una buena opción si nos decantamos por una cita en la que predominen los sabores salados. Un local amplísimo y cómodo que guarda su mejor secreto en la terraza, pues desde ella se puede ver la catedral. Como curiosidad, en este local se grabaron algunas escenas de la miniserie ‘O Códice‘.

taboa1 taboa2 taboa3 taboa4

SCQ

Rúa das Orfas, 2.

Un local amplio en pleno corazón de la zona vieja. Es un espacio diáfano, en el que está muy presente la vida de la ciudad. De hecho, parte de su decoración la forman los carteles con eventos de Compostela. Y a veces se proponen ser el germen de nuevas citas, por lo que procuran organizar charlas y exposiciones. Dos pisos en los que las lámparas son las protagonistas y todo gira en torno a su barra en forma de octógono inacabado. Una parada en el camino muy recomendable, ya que siempre tienen preparada bollería tradicional, la mayoría hecha por ellos.

scq1scq2Tartitis

Av. Rosalía de Castro, 3.

Para entrar en Tartitis se precisan algunos síntomas: amor por los sabores dulces y la decoración positiva. Una vez dentro las tartas y el cuidado ambiente serán la mejor medicina. Tienen un perfil muy variado de clientes (su localización también ayuda) que van en busca de sus galletas y bollería casera. Toda la decoración está en tonos pastel combinada con mensajes que invitan a tomarse la vida con una sonrisa. Como muchos negocios exitosos, Tartitis empezó por casualidad. La idea se gestó en la cabeza de su creadora cuando todavía vivía en Dubái.

tartitis1 tartitis2 tartitis3

Si todo nuestro recorrido no es suficiente, la semana que viene ofreceremos las últimas paradas para completar la ruta. Compostela está llena de bares con personalidades muy diversas. Merece la pena que encuentres el que sea tu parada obligatoria. Mientras tanto, nos vemos en los bares.

Realizado por: Natalia Saavedra (fotografías) y Marta R. Suárez (texto).