Nostradamus del Deporte 2016

Compostimes recupera la tradición de los pronósticos deportivos del año. El adivino Nostradamus intenta inspirarnos una vez más para redactar las sensaciones y decepciones del futuro del deporte. Estas son nuestras apuestas, os animamos a participar y decirnos si estáis o no de acuerdo y qué nombres incluiríais en la lista.

Gonzalo Da Cunha

Sensación: Alejandro Valverde

Treinta y cinco primaveras lo contemplan. Y desde esa edad se propone una de las temporadas más ambiciosas de toda su trayectoria. Giro, Tour, JJOO e incluso Vuelta…a lo que debemos sumar las clásicas de primavera y las carreras de preparación. Ese el calendario de uno de los ciclistas más completos del pelotón para los próximos meses.

Muchos han criticado su decisión de acudir al Giro de Italia, pero para el corredor del Movistar puede ser una buena manera de quitarse presión. No peleará por el Tour (carrera imposible de ganar para él), pero sí que podrá pescar en Italia y prepararse en Francia para el que debe ser su gran objetivo del año: la prueba en ruta de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Allí Valverde será el líder de España y preparándose en el Tour sin disputarlo podrá optar a absolutamente todo.

De propina le quedará una Vuelta a España con menos kilómetros y con un perfil que se adapta a sus características. Correr las tres grandes y aspirar a todo a lo largo de la temporada. Un sueño para muchos, que Alejandro Valverde este año será capaz de hacer realidad.

Decepción: Real Madrid

Mucho se habla del ‘efecto ZZ’, un nuevo calificativo diseñado para ensalzar a un equipo y la trayectoria de un entrenador que simplemente ha ganado dos partidos. Y claro, ante tanto revuelo mediático un servidor se permite ‘ser escéptico’ con las posibilidades del Real Madrid de Zinedine Zidane. Un equipo roto hace tres semanas que ha encontrado su supuesto costurero ideal.

Uno no duda en que el Real Madrid mejorará, que el juego será más vistoso o que los jugadores tendrán más implicación. ¿Pero le llegará al conjunto blanco para sumar algún título esta temporada? La liga parece complicada, con desventaja de puntos sobre el Barcelona y sobre un Atlético de Madrid con velocidad de crucero. Y una Champions no se gana así como así.

Por lo tanto, pronostico un final de año complicado en la ‘casa blanca’ y no sólo en su sección de fútbol sino también en la de baloncesto. Una sección que el año pasado lo ganó todo y que quizás esta temporada (Intercontinental aparte) se quede en blanco.

Valverde disputará la prueba en ruta de los Juegos de Río | ©Sirotti

Valverde disputará la prueba en ruta de los Juegos de Río | ©Sirotti

Andrea Oca

Sensación: Selección española de tiro con arco

2015 fue un buen año para el trío de tiro con arco español. Miguel Alvariño, Juan Ignacio Rodríguez y Antonio Fernández se llevaron la plata de los Juegos Europeos de Bakú, celebrados en junio. Pese a no superar a Ucrania en la final, los arqueros nacionales completaron una gran actuación. A esto se sumó el oro de Alvariño, que ganó en modalidad de recuvo al holandés Sjef van der Berg. El mes siguiente, el equipo consiguió el pase olímpico por tercera vez en la historia de nuestro país después de la participación sin medalla en Seúl 88 y del oro en Barcelona 92.

A estos triunfos conjuntos, hay que añadir la victoria en la Copa del Mundo de México. Miguel Alvariño, de As Pontes, se convirtió en octubre en el primer español que entra en el club de los selectos ocho mejores de la temporada. Y, de paso, el primero en ganar la Copa del Mundo. La final, contra el francés Jean Charles Valladont, le valió para escribir su nombre en la historia del tiro con arco español.

Por ello, el tiro con arco en 2016 va a traer buenos resultados para España. El equipo masculino luchará por la medalla en Río de Janeiro, liderados por el gallego campeón del mundo. Por el camino, otros campeonatos como el Europeo en el que veremos a Elena Rodríguez, campeona del mundo de tiro con arco 3D. Quizás, entre todos, consigan que el arco emocione a los españoles y sigan con fervor una lucha por el oro.

Decepción: Conjunto de natación sincronizada

El equipo español de natación sincronizada, que tantos éxitos cosechó en los últimos años, está en horas bajas. El Mundial de 2015 demostró que el equipo ya no es lo que era y que la ausencia de Ona Carbonell en las pruebas por equipo pasó factura. La nadadora catalana decidió centrarse en las pruebas de solo y dúo en la competición de Kazán. El resultado: después de un campeonato del mundo de 2013 en el que la sincronizada española se llevó una medalla en cada prueba, un total de siete, 2015 rebajó la cifra a dos medallas.

De los cuatro bronces en la rutina libre y técnica de solo y dúo, y las tres platas en equipo (combo, libre y técnica) en 2013 a la plata y bronce de Ona en sólo libre y técnico en 2015. Capítulo aparte merece el dúo. Desde la retirada de Andrea Fuentes no hay un dúo sólido. Ona Carbonell ha tenido ya tres compañeras: Marga Crespí (que nos valió un acierto en las decepciones del Nostradamus 2014), Paula Klamburg y Clara Camacho. Clara llegó al dúo sólo tres meses antes del campeonato del mundo, lo que llevó a no entrar en el podio por primera vez en los últimos catorce años para un dúo español de sincronizada.

Puede que los Juegos nos sorprendan y la sincronizada recupere el lugar al que nos tiene acostumbrados. Por el momento, todo parece indicar que Ona Carbonell será la única en recibir medalla mientras sus compañeras aplauden desde las gradas. Cabe la posibilidad de que durante estos meses el dúo se afiance y vuelva al podio, y que el equipo trabaje para no quedarse atrás con respecto a China, Japón o Ucrania.

José Luis Neira

Sensación: Usain Bolt

Es la gran estrella del atletismo mundial y sabe que Río 2016 pueden ser sus últimos Juegos Olímpicos, su última oportunidad para redondear un palmarés de leyenda. Pero no sólo eso, Bolt también podría certificar sin lugar a discusiones lo que muchos ya piensan, que el jamaicano es el mejor velocista de la historia. Y un tercer triplete en las pruebas de velocidad lo podrían colocar en un escalón incluso superior al de leyendas como Carl Lewis o Jesse Owens.

Si bien llega como favorito el reto que tiene por delante es colosal. Tras ganar en el Mundial de Daegu sin ser más fuerte, sus rivales esperan aprovechar su primeros síntomas de debilidad. Pero si algo ha demostrado Bolt es que no es realmente bueno, sino que también compite todavía mejor. Y tiene todas las papeletas para ser la gran estrella de la mejor competición deportiva del mundo y por ende del año.

Por eso la única duda que existe es si su cuerpo puede llegar en condiciones óptimas a Brasil, si las lesiones le respetan y la preparación va por el camino adecuado. Porque no hay que olvidar el gran reto que enfrenta, conseguir por tercera vez tres oros olímpicos, y quién sabe si algún récord del mundo: sólo está al alcance de los verdaderos elegidos. Y sin lugar a dudas Bolt lo es.

Decepción: Golden State Warriors

La NBA y el universo del baloncesto ya tiene a su nuevo niño mimado. Los Golden State Warriors han conseguido algo casi imposible, ganar de forma convincente y no generar antipatías a la vez. De la mano de Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green, Iguodala… sin olvidar la labor desde el banquillo de Steve Kerr, el equipo de la bahía de Oakland parece dispuesto a batir récords y a luchar por conseguir la mejor marca en temporada regular de la historia. Y cuando la presión se hace tan intensa en un grupo joven, el fracaso comienza amenazar.

Su excelente comienzo de curso deja claro que el anillo logrado el curso pasado no fue una casualidad. Pero ahora ya no parten como tapados, son los favoritos y deben demostrarlo. Todo lo no que termine con los Warriors logrando un nuevo título de la NBA será un fracaso y es muy probable que no consigan repetir la gesta. Cleveland Cavaliers, ya sin lesiones, y San Antonio Spurs son menos espectaculares, pero parecen más preparados para afrontar los play-offs y detener el caudal ofensivo de los Warriors.

En definitiva los excesivos elogios y la comparaciones con equipos de leyenda acabarán pasando factura al equipo californiano. La presión a la que se verán exigidos durante toda la temporada regular y la postemporada terminará pasando factura y el sueño de lograr su segundo campeonato consecutivo terminará roto. Seguramente Curry logrará el MVP de la temporada, pero su segundo anillo seguramente tenga que esperar algún año más.

Los Golden ganaron | ©ondalasuperestacion.com

Los Golden ganaron el anillo en 2015 al vencer a Cleveland | ©ondalasuperestacion.com

Adrián Viéitez

Sensación: Nick Kyrgios

El tenista australiano parece, en este inicio de 2016, haber dejado atrás los problemas extradeportivos que le acarreó su carácter arrogante e infantil las temporadas previas. Habiendo derrotado ya a tenistas del calibre de Rafael Nadal y Roger Federer en citas importantes, Kyrgios aparece en el horizonte como el único tenista de la nueva hornada capaz de meter mano a los grandes. Dos cuartos de final de Grand Slam lo amparan a sus escasos 20 años de edad, y su talento está fuera de toda duda.

Este 2016 es la oportunidad dorada de Nick Kyrgios para abandonar a su yo macarra y desaparecer de la segunda línea tenística para codearse con los mejores. De seguir en esta línea, el objetivo del tenista aussie está claro: acceder a un top ten del que sería, de largo, la raqueta más joven. Pese a parecer un camino de largo y costoso recorrido, lo cierto es que Kyrgios tiene cualidades de sobra para cumplirlo con creces. Ahora sólo le falta ser digno de su papel.

Manejado por un carácter fuerte como el de Lleyton Hewitt en la Copa Davis, el comportamiento de Kyrgios podrá ser moldeado y focalizado hacia el éxito, empleando su sobrada carisma en el sentido positivo y no en el utilizado hasta ahora. Además de la mejoría tenística, este inicio de 2016 nos está dejando a un Kyrgios más sereno y asentado. Esperemos que no sea un simple oasis y que su ascenso se confirme.

Decepción: Manchester City

El enésimo multimillonario proyecto del Etihad vuelve a parecer abocado al fracaso. Con la renovación del mismo de la mano de Pep Guardiola en el horizonte, la segunda mitad de temporada de los citiziens parece más un ejercicio preparatorio para algo más grande que un fin en sí mismo.

Pese a haber conseguido de forma relativamente sólida la clasificación a octavos de final de la UEFA Champions League, es difícil imaginar que los de Manuel Pellegrini puedan llegar a opositar realmente a un título al que han presentado sus candidaturas conjuntos de la envergadura del Fútbol Club Barcelona, el Real Madrid, el Bayern de Múnich o el propio Atlético de Simeone.

En lo relativo a la Premier League, la irregularidad del conjunto inglés ha quedado patente, ubicándose en tercer lugar en una de las competiciones más descafeinadas de la última década y sin poder aprovechar el descalabro administrativo y deportivo del Chelsea y el Manchester United para colocarse como líder sólido, algo que por plantilla debería ser viable. Parece que, por segundo año consecutivo, el proyecto del Manchester City se ha vuelto a quedar en una media tinta a la espera de una mejoría que apenas se asoma en el horizonte.

Álex Estévez

Sensación: Selección española de fútbol sala

Año de europeo y mundial en fútbol sala, los pupilos de José Venancio buscarán su séptimo título europeo y su tercer campeonato del mundo. En el europeo, ya en el mes de febrero, los españoles son los grandes favoritos al título, después de la tercera posición lograda en 2014, lo cual evitó el que sería su quinto título consecutivo. Las notables bajas por lesión de Sergio Lozano y Aicardo no tendrían que ser un impedimento para que la roja conquiste de nuevo la corona europea.

El mundial se disputará en el mes de septiembre en Colombia, y España llegará a la cita tras dos subcampeonatos del mundo consecutivos, en 2008 y 2012, donde perdieron en ambas finales contra Brasil. La selección canarinha, pentacampeona del mundo, vuelve a ser la máxima favorita para lograr el que sería su sexta copa del mundo, pero España tiene suficientes recursos como para poder disputarle el título a los cariocas si llegan con todos sus efectivos. Paco Sedano, Carlos Ortiz, Lin, Pola, Fernando y compañía buscarán alzar la copa del mundo y destronar a la todopoderosa selección brasileña.

Decepción: Selección española de fútbol

Los de Vicente del Bosque vuelven a una gran competición tras el estrepitoso fracaso en el mundial de 2014. Con una renovación del equipo más por parte de los jugadores que por parte del técnico, la roja viajará a Francia con la intención de renovar su título europeo, pero no se antoja nada fácil. No debería tener problemas para pasar a octavos de final, ya que con el nuevo formato se clasifican 16 de 24 selecciones, pero más allá, parece difícil que vuelva a competir como en 2008, 2010 y 2012.

El pasado mundial ha sido el primer paso para la renovación del equipo, que parece no será suficiente para hacer un buen papel en la Eurocopa. La Roja ha estado lejos de su mejor nivel en la fase clasificatoria, y parece que todavía no ha encontrado la senda competitiva de la generación Puyol, Xavi y Villa, entre otros, aunque argumentos no le faltan. Quizás sea este el último torneo para Vicente del Bosque, pues la renovación del equipo pasa también por el banquillo.

Mario Mola en la meta de la Garmin Barcelona Triathlon 2015 | ©Manuel Queimadelos

Mario Mola en la meta de la Garmin Barcelona Triathlon 2015 | ©Manuel Queimadelos

Iván Dacal

Sensación: Mario Mola 

El mallorquín está llamado a ser un digno heredero de los títulos que está logrando su compañero de selección y amigo Javier Gómez Noya. Con mucho trabajo y esfuerzo, a sus 25 años se presenta como uno de los grandes tiatletas para las próximas temporadas. Después de ser subcampeón del mundo en 2015 tras Gómez Noya y mostrar un gran estado de forma, el joven triatleta puede ser una de las grandes sorpresas del año en este 2016.

Aspira a ser uno de los favoritos para el título mundial junto a Gómez Noya y los hermanos Brownlee y será también uno de los grandes favoritos para pelear por el oro en la cita olímpica de Río. Ya estuvo en Londres 2012 donde logró quedar entre los veinte primeros y en esta segunda participación querrá volver con un premio mejor. Puede ser su gran oportunidad.

Decepción: Equipo de atletismo español

Son ya varios años en los que se ha podido comprobar los pobres resultados del equipo español de atletismo que no sabe lo que es conseguir medalla olímpica desde Atenas 2004. Paquillo Fernández, -plata-, y Manolo Martínez y Joan Lino, – bronce-, fueron los últimos en sumar metales para el combinado nacional en citas olímpicas y el panorama no se presenta mucho más alentador para esta nueva cita.

Desde Atenas han tenido lugar dos citas olímpicas más: Beijing 2008 donde se sumaron cero medallas y once diplomas olímpicos; y Londres 2012 donde los resultados aún fueron peores sumando cero medallas y cuatro diplomas olímpicos. Por el momento tienen plaza olímpica cuatro miembros del equipo: Miguel Ángel López, Javier Guerra, Jesús Ángel García y Ruth Beitia. Los resultados en los Mundiales y Europeos no invitan al optimismo y en río se podría a volver a ver un pobre papel del atletismo español.

Aarón Cabado

Sensación: Selección francesa de fútbol

El país galo acoge la Eurocopa 2016 con su mejor generación de futbolistas desde el Mundial 2006. Francia llega al torneo continental en la lista de favoritas, dada su condición de anfitriona y el excelente grupo de jugadores que conforman el combinado dirigido por Didier Deschamps. Las selecciones europeas más exitosas de los últimos años, España y Alemania, han dejado entrever ciertos problemas de juego y cotizan a la baja, por lo que parece un escenario propicio para que Francia emerja y dé un golpe de autoridad como local.

Así, los galos afrontan el torneo con un portero solvente (Hugo Lloris), zagueros jóvenes pero exuberantes físicamente (Raphael Varane y Kurt Zouma), un centro del campo de garantías (Paul Pogba, Morgan Schneiderlin o el infravalorado Blaise Matuidi) y una línea ofensiva de mucho nivel, con Antoine Griezmann, Karim Benzema o el jovencísimo Anthony Martial.

Resolver beneficiosamente el conflicto Valbuena-Benzema y lograr que Pogba recupere su mejor nivel son dos factores clave para el éxito de Francia en la próxima Eurocopa.

Decepción: Alberto Contador

A sus 33 años, el ciclista del Tinkoff encara una temporada en la que está prácticamente obligado a reivindicarse. Desde su vuelta a la competición tras su sanción, hace ya más de tres años, el pinteño se ha alzado dos veces con la Vuelta a España y una con el Giro de Italia, pero no ha conseguido imponerse de nuevo en el Tour de Francia, prueba en la que se dio a conocer al gran público.

De hecho, en las tres últimas ediciones de la Grande Boucle, ni siquiera ha estado entre los mejores. Un cuarto puesto, un quinto y un abandono es el escaso bagaje de Contador en estos años. Este 2016 ha decidido no competir en el Giro para llegar más fresco al Tour. Sin embargo, no parece que eso sea suficiente para ver al pinteño proclamándose vencedor de la ronda gala, pues su carrera deportiva está tomando una dirección claramente descendente.

Fotografía de portada: ©mx.tuhistory.com