El boxeo español asalta Europa

El boxeo español vivirá un mes histórico. En poco más de tres semanas hasta cuatro púgiles nacionales disputarán cuatro campeonatos de Europa en cuatro pesos distintos. Una circunstancia poco habitual y que muestra que el “noble arte” goza de cierta salud en este país, que tras una etapa complicada, el pugilismo vuelve a tener fuerza y crear talento a nivel internacional.

Los cuatro contendientes que buscan la gloria continental son: Juli Giner, Rubén Nieto, Roberto Santos y Ruddy Encarnación. Nombres que seguramente no llegan al gran público, pero que son de sobra conocidos para todos los aficionados al box. Y es que todos ellos tienen un solida trayectoria a sus espaldas y llegan con posibilidades reales de traerse a casa sus respectivos cinturones de la EBU.

El primero en entrar en acción ha sido “La Roca” Giner. El 10 de noviembre, como quién dice ayer mismo, se las vio con el francés Romain Jacob, un complicadísimo oponente que llegaba invicto y con rankeado entre los 3 primeros en varios organismos mundiales. Sin duda un descomunal reto, además lo hizo como visitante. Ya que la velada se disputó en Pas de Calais, todo organizado con la idea de que Jacob luciera bien y optara a pelear por el Campeonato del Mundo durante el 2016. Pero Giner tenía otros planes para ello él y su equipo, el team “Gallego Prada”, se prepararon como nunca y consiguieron dar la sorpresa.

Desde el primer momento el púgil de Premiá de Mar estuvo fantástico. Combatiendo con calma y buscando su momento para poner en problemas a su rival. Y fue en cuarto round cuando más se desataron las hostilidades, con una serie de intercambios espectacular que bien pudo dejar a cualquiera de los dos en la lona. Pero fue el francés el que salió peor parado, a pesar de mantenerse como un titán el paso de los asaltos fueron mellando su resitencia y al llegar el octavo sus fuerzas se agotaron y el arbitro detuvo el pleito. Juli Giner era ya por derecho nuevo campeón de Europa y abría así el camino para completar un mes histórico.

Imagen del cartel del combate Jacob-GIner. Imagen vía @julianisjulius

Imagen del cartel del combate Jacob-Giner. Imagen vía @julianisjulius

Porque en apenas una semana llega una nueva oportunidad. El siguiente en entrar en acción será Roberto Santos. Un hombre que ha dado mucho juego en los últimos tiempos, tanto por sus victorias como por sus vídeos en las redes sociales, especialmente su “pique” con García Roche y sus imitaciones de Robert de Niro le han servido para darse a conocer a través de Internet. Ahora le llega la oportunidad de arrebatar el cetro del superwelter al francés Cedric Vitú el próximo día 21 de noviembre en Francia. Un duelo que parece igualado y que apunta a una batalla entre dos luchadores con experiencia y con muchas tablas.

Mientras que para el día 5 del diciembre toca ración doble, y es que Nieto y Encarnación disputarán en el mismo día, pero a cientos de kilómetros de distancia, los cintos del peso superligero y pluma. En el caso del primero viajará hasta tierras inglesas para enfrentarse a Lenny Daws, un rival de un nivel muy similar al del madrileño lo que augura un pleito muy disputado y un verdadero espectáculo. Por último Ruddy Encarnación viajará a Ucrania para vérselas con Yury Yefimovich. En este caso el favoritismo parece tenerlo el representante nacional, ya curtido en mil batallas y con muchas batallas en su espalda. Pero al igual que en todos los demás compromisos, lo único seguro es que no será ni mucho menos fácil.

Sea cual sea el resultado de las cuatro contiendas. El boxeo español puede sentirse orgulloso de sus representantes. Ya que no es demasiado habitual en casi ningún deporte tener la oportunidad de lograr cuatro entorchados continentales en menos de un mes. Este acontecimiento no es más que una muestra de que poco a poco el “noble arte” va consiguiendo recuperarse. Y quién sabe si dentro de poco podrá reverdecer los laureles de su época dorada. La situación parece favorable, ahora solo queda que los cinturones terminen en España. Sin duda sería una gran noticia para un deporte que muchos quieren dar por muerto, pero como los grandes campeones sabe resistir hasta que llega el momento de mostrar de cuanto es capaz. Sea como fuere, Europa espera y la gloria aguarda.