Un “Chocolatito” para dominarlos a todos

El trono de mejor boxeador del momento parece tener nuevo ocupante. La retirada de Floyd Mayweather Junior del pugilismo eliminó de un plumazo al gran dominador del ranking libra por libra, algo así como la tabla de clasificación en la que los expertos de este deporte colocan a los púgiles punteros independientemente de la categoría en la que compiten. Por lo que no este sistema es bastante subjetivo, pero que a pesar de ello suele tener un importante consenso. Por ejemplo “Money” fue de forma rotunda el número uno sin apenas discusión durante gran parte de este siglo. Y en el caso de su sucesor también hay un alto grado de acuerdo entre los expertos.

El nombre del mejor boxeador actual no es otro que Román Gonzalez. En este momento el pugil nicaragüense es el señalado para dominar el “noble arte” durante los próximos años. Lo cierto es que méritos no faltan en su haber, en primer lugar presenta una trayectoria portentosa, 44 combates con igual número de victorias, y lo más sorprende es número de Knock Outs, la escalofriante cifra de 38 rivales vencidos por la vía del cloroformo, más de un 80% de triunfos antes del límite, un registro propio de combatientes de categorías superiores. Y es que aunque parezca difícil de creer “El Chocolatito” González apenas supera los 50 kilos de peso y no mide más que un 1,60 metros. A pesar de ello en sus puños tiene dinamita y lo demuestra cada vez que sube al ring. Y es que no es ni remotamente habitual encontrar un estadística así en los pesos más bajos, ya que la trayectoria del centroamericano se ha desarrollado entre las categorías de peso mínimo y la del superpluma.

Pero lo mejor es que sus virtudes no acaban en su formidable pegada, además de la fuerza de sus golpes, Román también exhibe una técnica muy depurada, tanto en la parte ofensiva como en la defensiva. También destaca por tener unos movimientos rápidos y precisos y por ser capaz de desplegar distinta estrategias dependiendo del rival. Y que hasta la fecha ningún rival ha sido capaz de encontrar la forma de superar al seguramente boxeador más completo del momento. Capaz de sacar del combate al rival por pura superioridad técnica, por su pegada, o por sus movimientos que siempre le permiten situarse de forma adecuada para castigar a su rival.

Román González con sus cinturones de campeón.Imagen sacada de noticieroenfoque.com

Román González con sus cinturones de campeón. Imagen sacada de noticieroenfoque.com

En resumen un verdadero compendio de virtudes que no encuentra parangón en el panorama actual. Y es que apenas quedan rivales que puedan plantarle cara, una vez que ha derrota a Estrada, Tyson Márquez, o Viloria, la lista de peleadores capaces de subir al ring con opciones reales de salir victorioso ante “El Chocholatito” es muy reducida. El nombre que suena con más fuerza es el de Naoya Inoue, la gran revelación del año 2014 en el mundo del boxeo. En el que sería uno de los mejores combates que se pueden ver hoy por hoy, solo queda la duda de como lucirá el nipón después de pasarse lesionado todo el 2015. Pero de volver en condiciones y de aceptar pelear contra Román se podría ver uno de los mejores combate del momento. Hasta este punto llega el dominio del boricua dentro de su división que apenas quedan rivales que parezcan capaces de hacerle frente.

A pesar de todos sus méritos todavía no se le puede considerar una gran estrella en toda su dimensión. En el boxeo actual no llega con ser el mejor dentro de las 16 cuerdas, también es importante serlo vendiendo tickets y PPVs, y en eso Floyd Mayweather sigue sin tener rival, y parece dificil que lo tenga a corto plazo. Para hacerse una idea de la importancia de las diferencias entre uno y otro, el último combate de “Money”, a pesar de ser contra un rival decepcionante, vendió 400.000 unidades de pago por visión. Mientras que el último combate de González, que fue el respaldo del Golovkin-Lemieux, no alcanzó las 100.000. Una diferencia que muestra lo difícil que es llegar al gran público a pesar de la calidad que uno atesore. Porque ya pocos dudan de la calidad de “Chocolatito” y de que está destinado a ser el número 1 del ranking libra por libra durante una larga temporada. El trono de dominador del “noble arte” ya encontrado nuevo dueño y es que como dice la expresión “El rey ha muerto, larga vida al nuevo rey”.