Conquistando Bakú (II)

La capital de Azerbaiyán inauguraba hace 17 días los primeros Juegos Europeos de la historia. Más de 6000 atletas de 50 comités olímpicos nacionales luchaban por conseguir el mayor número de medallas en 20 deportes diferentes. Son los preliminares para las Olimpiadas de Río 2016 y aunque el medallero lo encabezó con superioridad Rusia, que consiguió 164 metales, España también tuvo su hueco con un total de 30.

Con solo 10 días de competición, nuestros deportistas ya se habían colgado al cuello 6 oros, 8 platas y 7 bronces.  21 triunfos con apellido propio.

Damián Quintero y Sandra Sánchez inauguraron las medallas doradas en la modalidad de kata y el éxito siguió con Fátima Gálvez en foso olímpico. Luis León Sánchez se impuso en la prueba en ruta de ciclismo y la gimnasia también tuvo dos oros. En la artística, Ray Zapata fue el campeón en la final de suelo, y en la aeróbica, la pareja mixta formada por Sara Moreno y Vicente Lli ganaron con una puntuación de 21.150.

Con solo 10 días de competición, nuestros deportistas ya se habían colgado al cuello 6 oros, 8 platas y 7 bronces

La natación sincronizada protagonizó tres de las platas recolectadas, en combo, equipo y solo. Seguimos dentro del agua con waterpolo, tanto masculino como femenino. Ellas perdieron ante Rusia y ellos se quedaron a un punto de alcanzar a Serbia.

El trío de tiro con arco, Sonia Franquet en tiro con pistola y el taekwondista Jesús Tortosa completaron el resto de medallas plateadas.

Tres de los siete bronces llegaron también de la mano del taekwondo. Joel González en la categoría de -68 Kg, Eva Calvo en -57Kg y Daniel Ros en +80 Kg. El ciclista Luis León Sánchez se quedó tercero en la prueba de contrarreloj y el resto de medallas de bronce fueron para tiro con arco, gimnasia aeróbica y  lucha.

Este era el panorama hasta el día 21 de junio. Durante la última semana, nuestro país consiguió quedarse en el décimo puesto de la clasificación final. Estos fueron los últimos metales alcanzados.

2 oros

Bádminton y tiro con arco fueron los deportes que representaron las dos últimas medallas doradas.

Pablo Abián consiguió el oro en bádminton tras derrotar en la final al danés Emil Holst. El de Zaragoza comenzó con ventaja en el primer set y aunque en la segunda manga su rival logró colocarse a la cabeza con cinco puntos de diferencia, el español consiguió empatar para luego darle la vuelta a los marcadores y colgarse la medalla dorada al cuello.

Bádminton y tiro con arco fueron los deportes que representaron las dos últimas medallas doradas

Pablo Abián consiguió el oro en bádminton | © Mundo deportivo

Pablo Abián consiguió el oro en bádminton | © Mundo deportivo

El otro vencedor fue el arquero pontés Miguel Alvariño. El equipo español de tiro con arco ya había conseguido el título de plata a nivel de conjunto y, esta vez, fue la prueba individual la que dio triunfo a España. Con 21 años recién cumplidos, Alvariño se ha convertido en uno de los arqueros del momento en la modalidad de recuvo y subió al primer escalón del podio tras imponerse en la final con un claro 7-1  al holandés  Sjef van der Berg.

3 platas

Las 3 nuevas platas se conquistaron principalmente dentro del agua.

Dos de ellas fueron para natación. Con un tiempo de 52.78 Alberto Lozano quedó segundo en los 100 metros mariposa, solo a 6 centésimas por debajo del ruso Pakhomov.

El granadino Marcos Rodríguez, de 18 años, consiguió la plata también nadando, pero en los 800 metros libres, con un tiempo de 8:01:73. El francés Nicolas D’Oriano, que no llegó a los 8 minutos fue el campeón de la prueba, mientras que la medalla de bronce se la adjudicó el alemán Henning Muehlleitner tras imponerse en el sprint final al ruso Ernest Maksumov.

El equipo masculino de baloncesto 3×3 quedó subcampeón tras ser derrotado en la final ante Rusia (18-14). El Arena de Baloncesto de Bakú fue testigo de cómo España llegó a contar con ventajas de hasta dos puntos, pero Rusia supo voltear la situación para acabar ganando el oro.

El equipo español de baloncesto 3x3 celebrando su victoria en cuartos de final | © El progreso

El equipo español de baloncesto 3×3 celebrando su victoria en cuartos de final | © El progreso

 

4 bronces

Marina Castro consiguió llevarse a casa dos medallas de bronce. La nadadora cumplió la tradición y quedó tercera en la prueba de 1.500, la más generosa para los juniors españoles. Hizo 16:46:16 minutos, seis segundos más que la italiana Sveva Schiazzano, que le arrebató el oro a la húngara, que fue plata. Su otro bronce fue en la prueba de los 800 metros libres.

La nadadora Marina Castro consiguió llevarse a casa dos medallas de bronce

La nadadora Marina Castro en el podium tras recibir su segunda medalla de bronce en Bakú | © Euro Sport

La nadadora Marina Castro en el podium tras recibir su segunda medalla de bronce en Bakú | © Euro Sport

Si los chicos consiguieron la plata en baloncesto 3×3, el equipo femenino del mismo deporte quedó en tercera posición. El cuarteto español, formado por Rita Montenegro, María Aranzazu Gómez, Vega Gimeno e Inmaculada Zanoguera, venció con comodidad al conjunto esloveno.

El último metal fue para Clara Azurmendi que fue derrotada por la belga Tan. Aunque la donostiarra tuvo el partido en sus manos durante el segundo set, la belga se impuso con un claro triunfo, que dejó a nuestra española en tercer puesto.

Si hacemos un recuento final, España termina con 30 trofeos: 8 oros, 11 platas y 11 bronces. Nada mal para los primeros Juegos Europeos de la historia.