Rítmica con traje de primavera

Natalia García realizó una buena competición | ©Viktor Photo

Natalia García realizó una buena competición | ©Viktor Photo

En junio del año pasado os contábamos los resultados del Campeonato de Europa de Gimnasia Rítmica, en el cual el conjunto español se colgó una medalla de bronce en mazas. La rusa Kudryavtseva fue la campeona del concurso completo. No ha pasado ni siquiera un año y la élite de la gimnasia europea ha vuelto a deleitarnos en Minsk. Debido a los Juegos Europeos que se celebrarán en junio, el Europeo de rítmica ha sido adelantado a abril. Esta vez, la rítmica se puso el traje de la primavera.

El 2015 es año impar, lo que en esta especialidad significa participación individual senior y de conjuntos júnior en el Europeo. Mientras en 2014 tuvimos podio de conjuntos senior y de gimnastas individuales en concurso completo -suma de los cuatro aparatos-, en esta ocasión cada país opta a medalla según la suma de los ejercicios de sus diferentes gimnastas. A lo que hay que añadir las medallistas por cada aparato: aro, pelota, mazas y cinta. De esta forma, pese a realizarse un Europeo cada año, podemos ver y analizar diferentes aspectos individuales o colectivos, por cada aparato o de manera global.

Lo que no ha faltado ha sido la representación española. No hubo medalla, Carolina Rodríguez y Natalia García no pudieron conseguir más que la séptima posición para España. En los primeros días de competición, las dos españolas no pasaron a las finales individuales por aparato. La gran sorpresa la dio la catalana Natalia García. En su primera prueba falló con la pelota, lo que sumergió al resto de sus ejercicios en la necesidad del acierto. No podía volver a errar y no lo hizo. Salió fuerte con el aro, con una coreografía muy movida al son de Mujer latina. Estuvo a la altura de la música en las partes coreográficas. En mazas y cinta también consiguió superar la presión.

Carolina Rodríguez, la cara más conocida de la rítmica española del momento, no estuvo a la altura. Salía de una lesión en el gemelo izquierdo que le ha impedido entrenar en las condiciones óptimas. Al contrario que Natalia, ella empezó bien con el primer ejercicio de pelota. Obtuvo una puntuación de 17,250. Los problemas surgieron justo al final del ejercicio de aro. Tuvo dificultades para pisar el aro con el pie en el paso final, las solventó y pudo realizar el movimiento de brazos que acompañaba al “ole” final de la canción. En el tercer ejercicio, con las mazas, el giro clavado con un bonito relevé pronosticaba el éxito. Sin embargo, una de las mazas se escapó de su mano derecha tras un lanzamiento, debido a la posición un poco adelantada de la gimnasta. Y en el último desafío, Carolina también perdió el control de la cinta. Ni en maza ni en cinta pudo alcanzar los diecisiete puntos, que habrían marcado la diferencia para España en la clasificación general.

Pese a no llegar a las finales por aparato, Carolina y Natalia se llevan dos plazas para España en el siguiente Europeo ya que estuvieron entre las veinte mejores gimnastas. Por encima de España se situaron los seis primeros países de este Campeonato de Europa: Rusia, de nuevo arriba, seguida de la anfitriona Bielorrusia, Ucrania, Israel, Azerbaiyán y Finlandia. Las rusas y sus entrenadoras tienen, sin duda, el método ganador. Hablando de entrenadoras, nota negativa a la preparadora de la búlgara Mariya Mateva, que se retiró decepcionada por los fallos con el aro antes de que Mateva finalizase el ejercicio.

En la final por aparatos, el nombre ruso ocupó los primeros puestos. La última campeona del mundo del concurso individual, Yana Kudryavtseva, se llevó el oro en pelota, mazas y cinta. Otra de las componentes del equipo ruso y subcampeona del mundo, Margarita Mamun, alcanzó el primer puesto en aro con un fantástico ejercicio. Las ucranianas fueron grandes protagonistas. Melitina Staniouta intentó plantarle cara a las rusas y salió con medalla en todos los aparatos. La otra ucraniana, Katsyarina Halkina, ganó el bronce en la final de aro y de mazas. Tuvo que sufrir la pelea por la medalla en aro hasta el último momento, en el que la rusa Soldatova se cayó al remate de su ejercicio y vio cómo el aro se escapaba hacia fuera del tapiz. Soldatova falló también en mazas en varias ocasiones. No ha sido la mejor competición en las finales para esta gimnasta que completa el equipo ruso.

Cuando las flores dejen el camino despejado al sol intenso del verano, comenzaremos a poner la mirada en el Mundial de Stuttgart que se celebrará en septiembre. Cita clave de la que saldrán las participantes de Río 2016.