Lidia Redondo compite de nuevo

Ella formaba parte de un equipo de gimnastas con un futuro prometedor. Llegaron con opciones de medalla a los Juegos de Londres y, pese a que se fueron con un diploma, no perdieron su objetivo. Se convirtieron en campeonas del mundo y devolvieron la gimnasia española a un lugar privilegiado. La bandera de vuelta a los podios y a las victorias. Ella necesitó una pausa y no pudo vivir todos esos triunfos. Un año después, tras estar totalmente apartada de la competición, Lidia Redondo ha decidido que su nombre todavía tiene mucha tinta que gastar.

La gimnasta granadina comenzó en 2004 su andanza en la selección española, aunque no fue hasta 2008 cuando dio el salto de júnior a senior. Fue gimnasta titular del equipo y vivió la clasificación para los Juegos de Londres tras una época convulsa por el cambio de seleccionadora. Lidia también logró las medallas de oro en la prueba de tres cintas y dos aros en la Copa del Mundo de 2012, así como el oro en el concurso general de la Copa del Mundo de Lisboa. En 2013, su pie izquierdo empezó a convertirse en un calvario. No pudo participar en el Mundial de Kiev en el que sus compañeras consiguieron el oro en mazas. Tuvo que someterse a una operación de tobillo que de la que salió bien parada. Sin embargo, Lidia no encontró la motivación para seguir en la élite. Los periodos de parón sin poder entrenar por las lesiones la llevaron al desánimo.

Recuperó la ilusión y las ganas de hacer gimnasia, además su pie le permitió tener la confianza necesaria para la élite

Lidia Redondo ha decidido regresar a la élite de la gimnasia | Fuente: lidiaredondo.com

Lidia Redondo ha decidido regresar a la élite de la gimnasia | Fuente: lidiaredondo.com

Durante el año que estuvo apartada del equipo se dedicó a sus estudios de INEF y obtuvo la licencia de Juez Nacional de gimnasia. Se perdió el bronce en mazas en el Europeo de Bakú, igual que el Mundial de Turquía donde las españolas volvieron a triunfar con las mazas, revalidando el primer puesto del podio. Lidia no reapareció en el tapiz hasta finales del año 2014 con motivo benéfico y por una exhibición. Ese contacto con el terreno le dio confianza porque, unos meses después, ha decidido volver. Recuperó la ilusión y las ganas de hacer gimnasia, además su pie le permitió tener la confianza necesaria para la élite. Hace unos días, habló de su estado físico en una entrevista para Radio Marca. Declaró haber perdido musculatura durante el parón por lo que le ha costado recuperar. Pese a que todavía tiene que seguir entrenando para volver a estar plenamente en forma, se mostró esperanzada y contenta por el regreso.

Desde ese doloroso cuarto puesto en Londres, la selección española de gimnasia tiene como objetivo principal colgarse una medalla olímpica. Mientras, el pasado fin de semana participaron en el Grand Prix de Thiais (Francia) donde fueron sextas. Se estrenaron en la complicada prueba de cinco cintas con una puntuación de 16’550, más que en el ejercicio de seis mazas y dos aros en el que tuvieron 15’000. Desde ayer, están en Lisboa para disputar la Copa del Mundo. Lidia está con ellas, ha vuelto como titular. Ha conseguido recuperarse y regresar con la ilusión renovada.