El caos, el horror, el ofiuco

Normalmente suelo publicar los domingos este cúmulo de palabras más o menos organizadas que llamo columna. Pero esta vez lo escribo un lunes. Qué más da. La Voz de Galicia ha declarado esta mañana el caos total y, sumándome a esta profunda anarquía en la que se ha sumergido la sociedad, he decidido opinar sobre el asunto. El resto de simples mortales ha manifestado su profundo terror y rechazo a partes iguales por Facebook. Y algunos frikis se expresaron en Twitter. ¿Por qué? ¿Qué ha desencadenado el horror más absoluto? ¡Pues resulta que ahora hay un nuevo signo del zodiaco! Crisis nacional.

No será por tiempo que llevan ahí las estrellas, pero se ve que este signo es tímido y ha pasado 2.000 años desapercibido. O quizá los astrólogos, Sandro Rey y la gente que se encarga de estas movidas estuvieran esperando el momento perfecto para anunciar la bomba. Y evidentemente es ahora. Cuando la cultura hipster parece que comienza a decaer, estos iluminados decidieron inventarse un nuevo ámbito donde todos esos jóvenes descarrilados puedan sentirse diferentes. “Yo soy tan alternativo que han inventado un horóscopo solo para mí”. Y así las estrellas se vuelven a poner de moda. Horóscopo para dummies, Elige réflex según tu constelación, Cuando eras Aries te quería, La insoportable levedad del Sol, Nadie es más Ofiuco que tú… Todo sea vender. Que el ritmo no pare. No pare no.

Al principio no me lo creía. No es que esté diciendo que las informaciones de La Voz de Galicia sean poco fiables. No. Pero no está de más mirar en otros sitios. Pregunté y me llegó esto. Una publicación de Bio Bio Chile diciendo lo mismo, pero… ¡Espera! Es del año 2011. ¿Desde cuándo en América Latina están tan adelantados? Ignoré ese detalle porque me jodía la actualidad e inmediatez de este texto. De hecho, no sé por qué lo he incluido. Ahora ya está. No pienso mirar atrás. Siempre adelante, Robin, siempre adelante. El último lugar que visité fue la BBC. No, no he ido a Reino Unido, que viajar en avión desde Barcelona últimamente está algo raro. Visité virtualmente la BBC y a cambio recibí información muy didáctica sobre el fenómeno este.

Todo este preámbulo que podría haberme ahorrado perfectamente era para decir que no me fio. No confío en vosotras, estrellas. No. Una piscis ahora renegada a convertirse en Acuario, que desde ahora llamaremos Mireia Mullor aunque no piense citarla de nuevo, ha hecho las siguientes declaraciones sobre el tema: “¿Ahora resulta que tengo una personalidad totalmente diferente de la que he tenido los últimos 21 años?” Como todas las situaciones en la vida, hay dos posibilidades. Uno, que todos tengamos las mismas personalidades, afinidades, características y el resto de informaciones que nos llegan desde el espacio directamente a nosotros. Por lo tanto, da igual que seamos Géminis, Ofiuco o Sagitario, todos somos lo mismo. Polvo somos y en polvo nos convertimos. Amémonos los unos a los otros. O dos, que en realidad todo de jodidamente igual. Qué más da. Sumémonos todos al caos que nos provoca no saber qué somos y qué llegaremos a ser. Pero no os preocupéis, que ya vendrá alguien a decírnoslo.

* Perdón por las posibles ofensas que han podido suscitar mis palabras. Si no se provocó tal ofensa, retiro el perdón, que no estamos como para regalar.

* Agradecimientos a Mireia Mullor, a La Voz de Galicia, a la BBC y a Bio Bio Chile.