Podemos y el deporte

A día de hoy, la agenda mediática española, al menos en lo que a política se refiere, gira en torno a un partido que hace un año no era más que una idea lejana en la mente de un grupo de profesores universitarios: Podemos. Su desembarco en las pasadas Elecciones Europeas ha cambiado, quién sabe si para siempre, el panorama político de nuestro país. Sin duda su programa económico ha sido lo que más polémica ha generado a su alrededor, pero el partido trae consigo más propuestas. Dado que se están conformando desde cero, es lógico que los cambios en el deporte no sean prioritarios para ellos, pero en su seno han surgido algunas propuestas que merece la pena valorar.

En Compostimes hemos podido hablar con Rubén López, Responsable de Política Deportiva de Podemos. De su mano hemos conocido cuáles son las principales propuestas que se están barajando de cara a la elaboración de un programa definitivo para las Elecciones Autonómicas de mayo. Todavía es pronto para saber exactamente qué medidas incluirá ese programa, pero sí sabemos cuál será el esqueleto del mismo: os traemos las futuras propuestas de Podemos en materia de deporte.

  • Protección laboral a los deportistas: Integrar a los deportistas de alto rendimiento en el régimen de la Seguridad Social. La mayoría se encuentran sin haber cotizado un solo año cuando la edad o las lesiones les impiden seguir practicando el deporte.

  • Fomentar la práctica del deporte: Equiparar las horas de educación física con la media europea. España está a la cola en este aspecto. Mientras, la obesidad infantil es un problema cada vez mayor.

  • Acercarse al modelo de deporte universitario de Estados Unidos: Potenciar las ligas universitarias e intentar hacer posible compaginar deporte de élite y estudios superiores.

  • Evitar la violencia en el deporte de base: Abogar por un modelo más educativo y menos competitivo.

  • Democratizar las Federaciones: Mandatos limitados y cargos elegidos por voto directo de todos aquellos que estén federados: jugadores, entrenadores, directivos y árbitros.

  • Replantearse el modelo de Sociedad Anónima Deportiva: Podemos buscaría involucrar a la afición en la gestión de los clubes, de una forma similar a Barça, Madrid, Osasuna o Athletic.

  • Reestructurar la deuda de los equipos: Buscar la forma de evitar el crecimiento descontrolado la deuda y, en casos extremos, intervención directa del Estado para garantizar su pago.

  • Fijar límites en salarios y traspasos en equipos endeudados: Medida que se aplicaría en caso de que los clubes incumplan las condiciones de la reestructuración de la deuda.

  • Reparto colectivo de los derechos televisivos: Acercarse al modelo Premier o Bundesliga, que permite un reparto más equitativo de estos ingresos. En España, Barça y Madrid se llevan casi el 50% del dinero que pagan las televisiones por derechos de emisión.

  • Desprivatizar instalaciones deportivas municipales cuya privatización fuera injustificada.

 

El Círculo Podemos Deporte se encarga exclusivamente de la elaboración de este programa | Fuente: @PodemosDeporte

El Círculo Podemos Deporte se encarga exclusivamente de la elaboración de este programa | Fuente: @PodemosDeporte

A continuación pasamos a desgranar y poner en contexto todas estas medidas, así como a hablar de aquellos temas candentes en el deporte español sobre los que Podemos no tiene ninguna propuesta concreta.

El deporte en la sociedad

Si hay algo generalizado en el deporte español es la precariedad de quienes dedican su vida a él. No hablamos de los grandes contratos de los que disfrutan aquellos que practican deportes de masas como pueden ser el fútbol o el baloncesto: lejos de los focos y los medios. Habitan el grueso de los profesionales del deporte, gente que ha decidido dedicarse a un sueño con el que es cada vez más complicado llegar a fin de mes.

Una de las propuestas de Podemos es incrementar la protección laboral de los deportistas. Por ahora, la única concreta es la de integrarlos en la Seguridad Social, ya que la mayoría terminan su carrera deportiva sin haber cotizado un solo año. Aunque éste es uno de los grandes problemas, el drama es mucho mayor: las becas que reciben, por ejemplo, los deportistas de élite, son irrisorias. Sin ir más lejos, Patricia Sarrapio, campeona del mundo de triple salto, recibe una beca anual de tan solo 4.000 euros. Estas becas, además, no duran todo un ciclo olímpico: son revisables cada dos años. Una lesión medianamente grave puede ser suficiente para poner fin a esta frágil ayuda.

Maider Unda, medalla de bronce en Lucha Olímpica en Londres 2012, no puede ganarse la vida con el deporte | Fuente: TVE

Maider Unda, medalla de bronce en Lucha Olímpica en Londres 2012, no puede ganarse la vida con el deporte | Fuente: TVE

Parece imposible, por lo tanto, vivir de las becas de la Federación correspondiente, que en los últimos años han visto como su cuantía se reducía drásticamente. Otros deportistas optan por compaginar la práctica del deporte de élite con otra ocupación, algo negativo para su rendimiento al no poder dedicarse exclusivamente al entrenamiento. Tal es el caso de Maider Unda, tricampeona de España de lucha olímpica y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012: se vé obligada a trabajar en su quesería, donde también entrena, para poder financiar su sueño. Tristemente, este ejemplo es uno de tantos que pueblan el deporte español, incluso entre aquellos que han llegado a lo más alto.

Otro problema al que se enfrentan los deportistas de élite es el de compaginarlo con los estudios superiores. En la mayoría de los casos se hace imposible dedicarse simultáneamente a entrenar y, por ejemplo, a estudiar una carrera. Rubén López denuncia la desidia de las universidades a este respecto, ya que el fomento en ellas de la práctica deportiva es prácticamente residual, algo que para él “señala el tipo de sociedad en que vivimos”. Una de sus ideas es intentar acercar el sistema universitario español al estadounidense, donde se les conceden becas a los estudiantes que quieren practicar un deporte a alto nivel. Además, en él también se exigen unos resultados en los dos ámbitos. La idea inicial para acercarse a este modelo sería permitir que los horarios fuesen más flexibles para aquellos que no encuentran tiempo para entrenar.

El Rupp Arena de la University of Kentucky, lleno para un partido amistoso | Fuente: Andy Lions / Getty Images

El Rupp Arena de la University of Kentucky, lleno para un partido amistoso | Fuente: Andy Lions / Getty Images

Eso sí, estamos muy lejos de elevar el nivel de las ligas universitarias al de Estados Unidos, donde se llenan estadios y pabellones cada vez que juega el equipo local y se genera una gran cantidad de ingresos. Esto permite que los buenos deportistas ganen un prestigio a nivel nacional que repercute directamente en el propio prestigio de la universidad, lo que hace que ésta tenga interés en invertir más en este apartado.

Alejándose por un momento de estudios superiores y deporte de élite, otra de las propuestas de Podemos es fomentar la práctica de deporte entre los más jóvenes. Para ello presentan una medida que estará sí o sí en el programa que llevarán a las próximas elecciones: equiparar las horas de Educación Física durante la etapa obligatoria con la media europea. Según el informe de la Red Eurydice de la Unión Europea de 2013, España está a la cola en horas semanales durante Educación Secundaria Obligatoria (ESO), con tan solo dos. Las cifras mejoran ligeramente durante la Educación Primaria, con tres horas semanales (y en ocasiones sólo dos) que también se sitúan por debajo de la media europea.

También pretenden regular las competencias de las titulaciones relacionadas con la enseñanza y el deporte para que sólo puedan impartir Educación Física aquellos que han estudiado para ello. A día de hoy, es muy frecuente que a lo largo de la Educación Primaria sean profesores sin formación específica los que impartan esta asignatura.

España, a la cola de Europa en horas semanales de Educación Física | Fuente: Informe Red Eurydice 2013

España, a la cola de Europa en horas dedicadas a la Educación Física en proporción al tiempo total de enseñanza. | Fuente: Informe Red Eurydice 2013

A la cada vez menor presencia del deporte en el sistema educativo español se le suma una cifra preocupante con la que hay una correlación evidente: la cada vez mayor tasa de obesidad infantil. Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 26% de los niños y el 24% de las niñas sufren de sobrepeso. Además del evidente perjuicio para la salud, estas cifras harán que en un futuro no muy lejano los costes sanitarios derivados de las enfermedades que propicia este sobrepeso se disparen. El propio Rubén López afirma que no es suficiente con esto, sino que hace falta que los propios centros educativos se involucren más en el fomento de actividades deportivas. Esto es algo común en otros países de nuestro entorno, pero no en España. Las Federaciones son las responsables del deporte de base, lo que para el Responsable de Política Deportiva de Podemos “impide desarrollar el deporte inclusivo y educativo que queremos, ya que las Federaciones apuestan por un deporte competitivo”.

Este deporte “excesivamente competitivo en categorías inferiores” también es algo a lo que pretende poner freno Podemos. Aunque no hay propuestas firmes al respecto, su intención es la de buscar soluciones que ya se lleven a cabo en algunos territorios de España. Rubén López empleó el ejemplo de la Gipuzkoa, donde la Diputación intenta corregir el sistema implantado por la Federación acercando el deporte de base al sistema educativo y apoyando el deporte femenino y el adaptado. De este modo, Podemos buscaría también reducir el grado de violencia verbal y en ocasiones física que tan habitual es en las categorías inferiores de todo tipo de deportes. La excesiva presión a la que se ven sometidos entrenadores y jugadores, según Rubén López, es fruto “de una obsesión por ganar que olvida que, a esas edades, el deporte debe educar”. Él mismo es crítico con las medidas que toma la Federación al respecto a través de su cuenta de Twitter, donde denuncia que se deje de lado la violencia en el fútbol base.

Modelos de gestión deportiva

Como ya adelantábamos antes, Podemos es también crítico con los organismos que gestionan la inmensa mayoría de las competiciones deportivas en España: las Federaciones. Aunque reconocen que “hay Federaciones y Federaciones”, afirman que el modelo actual favorece la endogamia y las redes clientelares. El ejemplo más claro de esto, según expuso Rubén López, es el de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Su presidente, el exfutbolista Ángel María Villar, cumplirá este junio 27 años en el cargo. Éste debe votarse cada cuatro años, pero la forma de elección es lo que no convence a Podemos, ya que se realiza mediante votos delegados. Rubén López entiende que estos electores no representan la realidad de la RFEF, ya que aunque el descontento es generalizado entre quienes forman parte de él, el respaldo que obtiene cada cuatro años el señor Villar es casi unánime. Saliendo del caso concreto del fútbol, para poner fin a situaciones como ésta que “se repiten en la gran mayoría de Federaciones”, Podemos plantea una medida clara: hacer que la elección sea abierta a todos los federados. Su idea es que cada jugador, árbitro, entrenador o directivo adscrito a la Federación cuente con un voto a la hora de elegir a sus directivos. Además, también aboga por limitar los mandatos, para evitar casos tan llamativos con el de Ángel María Villar.

Ángel María Villar, eterno Presidente de la Real Federación Española de Fútbol. | Fuente: Europa Press

Ángel María Villar, eterno Presidente de la Real Federación Española de Fútbol. | Fuente: Europa Press

Inmediatamente por debajo de las Federaciones se encuentran los clubes, que en España adoptan dos formas: Club Deportivo o Sociedad Anónima Deportiva (SAD). A este respecto, las propuestas de Podemos, según Rubén López, se basan en gran medida en las expuestas por la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (FASFE) a lo largo de las reuniones que han mantenido con sus representantes. Los miembros de la FASFE denuncian que su capacidad de decisión dentro de las Sociedades Anónimas Deportivas es casi nula, lo que para Rubén López acaba provocando “que los directivos de alejen de la afición”. La idea de Podemos a este respecto es democratizar los clubes, buscando que las SAD se pareciesen más en su funcionamiento a los Clubes Deportivos.

Recordemos que en las SAD aparecieron en España en 1990 para, entre otras cosas, aliviar los problemas de deudas que tenían los clubes por aquel entonces. Esta situación, lejos de solucionarse, se ha agravado con el paso del tiempo, lo que para Rubén López demuestra que “las SAD no han cumplido con su objetivo”. Aunque desde Podemos no pretenden volver a un modelo igual al anterior a la implantación de las SAD, creen que este modelo de gestión ha demostrado ser ineficiente y poco democrático, por lo que, como decíamos antes, abogarían por una organización similar a la de Clubes Deportivos como Real Madrid, Barcelona, Osasuna o Athletic.

Las cifras de la deuda en el fútbol español | Fuente: ABC.com

Las cifras de la deuda en el fútbol español | Fuente: ABC.com

Este problema de fondo que lleva acechando a los clubes en España desde tiempos inmemoriales, la deuda, también estará presente en el programa de Podemos. En principio no estarían de acuerdo con las opiniones de dirigentes como Enrique Cerezo, que opina que la deuda de su equipo (que ronda los 500 millones) no hay que pagarla debido a la “labor social” que cumple el fútbol: “Me hace gracia cuando hablan de la deuda de 500 millones con Hacienda. ¿Y eso es un drama? Parece que hemos ‘matao’ a Manolete”.

Igual que en materia económica, la idea de Podemos sería la de reestructurar esta deuda, buscando así la forma de que los clubes puedan afrontar su pago y evitar así descensos administrativos o, en los peores casos, desapariciones de equipos. A pesar de ello, según Rubén López se mostrarán inflexibles una vez reestructuradas las deudas: si los equipos no cumplen las condiciones negociadas y siguen, por ejemplo, pagando salarios excesivos y realizando fichajes caros, el Estado intervendría en estos clubes. En estos casos pasarían a limitar los salarios y, si acaban aprobando otra de las medidas que están debatiendo, destinar parte de los ingresos recibidos por derechos de emisión pagados por las televisiones al pago de esta deuda.

El reparto de derechos televisivos en las principales ligas de fútbol europeas | Fuente: Miguel Galán

El reparto de derechos televisivos en las principales ligas de fútbol europeas | Fuente: Miguel Galán

Otra de sus propuestas es la de cambiar la gestión de estos derechos televisivos: pasar a la negociación colectiva. Este modelo ya se emplea en la Premier League inglesa y la Bundesliga alemana, y en teoría evitaría situaciones como la que vivimos en España en la Liga BBVA: como muestra la infografía, Madrid y Barça acaparan casi la mitad de estos ingresos por derechos televisivos, mientras que los otros dieciocho equipos se reparten el resto del pastel. Esta gestión acaba dando pie a una competición bastante menos igualada que otras ligas europeas. Siempre hay equipos mejores y peores, pero en España la cantidad de partidos intrascendentes en los que es prácticamente imposible que haya una sorpresa es superior al de ninguna otra competición de nuestro entorno.

Por último, le hablamos a Rubén López de un reportaje de El País del pasado diciembre en el que se hablaba del caso de Palestra Atenea, una empresa que gestiona instalaciones deportivas privatizadas en la Comunidad de Madrid. Según cuenta la periodista Bárbara Sánchez, Palestra Atenea pasó a gestionar nueve campos de fútbol de gestión municipal que, a pesar de no tener pérdidas y ser utilizados por varios equipos de sus respectivos barrios, fueron sujetos a concurso público. El Representante de Política Deportiva de Podemos considera que en cada barrio o ayuntamiento debe haber instalaciones de titularidad pública que permitan a la población la práctica del deporte. Esto no se cumple en el caso de Palestra Atenea, por ejemplo, ya que después de los concursos públicos esta empresa pasó a tener el monopolio de las instalaciones deportivas en algunos barrios de Madrid. Si se demuestra que la privatización de este tipo de instalaciones no era estrictamente necesaria, Rubén López considera que sería conveniente desprivatizarlas.

El programa final

Antes de terminar, recordamos que estas medidas no representan necesariamente el programa definitivo que presentará Podemos a las elecciones autonómicas, que según Rubén López se hará público a finales de marzo. Es más que probable que estas propuestas aquí recogidas sean las que conformen el esqueleto de este programa, pero todavía están sujetas a cambios. Hemos elaborado este reportaje en base a una charla con el Representante de Política Deportiva de Podemos, en el que nos hablaba de cuáles son los temas candentes en las reuniones dentro del Círculo Podemos Deporte y con diversos actores del panorama deportivo español y las soluciones que se plantean de forma casi unánime.

Desde Compostimes nos parece conveniente dejar claro esto una vez más, para evitar caer en el error que tuvieron algunos medios en noviembre al presentar el supuesto programa definitivo de Podemos en materia deportiva. Fueron varios los que presentaron las declaraciones de un miembro del Círculo Podemos Deporte, Fonsi Loaiza, como las medidas que se llevarían a las elecciones. Loaiza no era portavoz del círculo y sus propuestas eran, en su mayoría, opiniones personales, si bien es cierto que alguno de los temas que mencionó también aparecen en las propuestas actuales.

El programa definitivo que se presentará a las Elecciones Autonómicas de mayo podría modificarse después de éstas de cara a las Elecciones Generales de finales de 2015. Rubén López considera que, al estar haciendo un programa casi a contrarreloj, probablemente se dejen temas en el tintero que podrían incluir en el lapso de tiempo que separa ambas citas electorales.

Foto de portada: @PodemosDeporte