Pintando el fútbol

Alrededor del fútbol sobran personas que lo consideran una diversión inferior, una forma sencilla de pasar el tiempo sin aprender nada de ello. Algo muy alejado de la cultura y del enriquecimiento personal. El pasatiempo basto con el que se entretenían en el pasado los hombres mientras sus mujeres hacían las tareas del hogar y, en el presente, las personas con poca riqueza personal y escaso bagaje intelectual.  Para los que están de acuerdo con lo mencionado anteriormente, quizás las siguientes líneas puedan ayudar a cambiar de opinión o a amar el fútbol desde otro punto de vista. Para los que piensen que todo eso es una soberana estupidez, este artículo es un argumento para mostrar lo que el fútbol puede llegar a inspirar.

En un terreno de juego hay diversas emociones enfrentadas. Por un lado, aficionados sufriendo por una victoria que puede llegar a cambiar su estado de ánimo. Por otro, jugadores ávidos de ganar a un rival que intenta evitar cualquier tipo de mérito del contrario. En el banquillo, entrenadores intentando guiar a once jugadores tal vez perdidos en combate. Al lado, los que no juegan, esperando una oportunidad que les abra las puertas del éxito o que quizás las cierre. Muchas emociones en el ambiente que algunos pintores han catalizado en forma de obras llenas de sensaciones. Entre todos los cuadros que se han pintado sobre el deporte tanto a nivel profesional como aficionado, reservamos una parcela para el fútbol de la mano de Nicolas de Staël, Ricardo Martínez Gálvez y Ángel Zárraga. Ellos actúan aquí de representantes de todos los que decidieron ver el fútbol de una forma particular.

Muchas emociones en el ambiente que algunos pintores han catalizado en forma de obras llenas de sensaciones

Los futbolistas de Staël

Los futbolistas de Staël | Fuente: fineart-china.com

Nicolas de Staël es un pintor de nacionalidad francesa que nació en San Petesburgo, aunque sólo vivió en Rusia dos años de su vida. Realizó estudios de Bellas Artes en Bélgica los cuales, unidos a la oportunidad de conocer a diversos artistas de la época, contribuyeron a desarrollar la vocación creativa del pintor. Su legado muestra el dominio de la técnica del empaste, de la que Staël fue uno de los grandes representantes, consistente en aplicar gruesas pinceladas de pintura. El uso de esta técnica fue un gran acierto para realizar sus obras abstractas llenas de color y vitalidad. Dentro de esa característica abstracta de sus pinturas, se pueden apreciar diversas figuras emergiendo entre la intensidad de las tonalidades empleadas. Algunas de esas figuras son futbolistas.

de stael

Fuente: mba.dijon.fr

Tras un partido celebrado en París entre Francia y Suecia, Nicolas de Staël quedó impresionado ante la capacidad visual de ese deporte. Esto lo llevó a empezar a pintar cuadros basados en las escenas vistas en ese partido. Lo que era una mera anécdota acabó en una serie de pinturas llamadas The Footballers. Ya sea representando la hierba del estadio de color azul y rojo, o creando curiosas zonas de sombras, los cuadros de esta serie son una sorpresa continua. La fuerza entre las luchas de los jugadores por hacerse con el poder del balón son representadas en tonos grisáceos y negros. Lo que a primera vista puede parecer una unión de colores en el centro del cuadro, se va convirtiendo con un poco de atención en jugadores.

Nicolas de Stael-387659

Fuente: fineart-china.com

Con Ricardo Martínez Gálvez viajamos a uno de esos países en los que el fútbol, lejos de ser sólo un deporte, es una auténtica religión. El pintor nació en Buenos Aires, en un ambiente familiar en el que estaban muy presentes tanto la pintura como la pasión por el fútbol. Él se encargó de unirlos. Creció fascinado por las hinchadas que llenaban los estadios de fútbol, por los cánticos y las celebraciones del público. Él mismo, un hincha más, confiesa guardar en su cajón de recuerdos inolvidables algunas de las jornadas de fútbol vividas con su padre en las gradas. Analizaba las jugadas para poder dibujarlas después, cuando desarrollaba paso por paso cada táctica y cada movimiento de los futbolistas.

90c732a560f2607c67b2cb39a7632118

Fuente: martinezgalvez.com

f6c2d1e14802b2b28e6bba267fc050c2

Fuente: martinezgalvez.com

Ese despertar de curiosidad que puede provocar el deporte en un niño también fue objeto de inspiración para el argentino. Así lo demuestra en uno de sus cuadros en los que unos niños con camisetas de diferentes equipos descansan acompañados por un elemento de unión: la pelota. Las hinchadas que protagonizan sus obras transmiten energía, agrupadas en una marabunta humana dominada por una bandera. Y esas jugadas en las que tanto se fijaba parecen un reflejo del mundo en pausa cuando el balón viaja desde una cabeza hacia la portería. La afición contemplativa. Los futbolistas esperando la celebración o el lamento. Todo eso que forma parte del fútbol, lo que los más aficionados conocen tan bien, es la inspiración de un Martínez Gálvez que también utilizó las letras para reflejar su devoción:

Domingo de fútbol

Barrios que palpitan y se embanderan.
Corazones que laten más que nunca.
Ceremonia repetida, la camiseta, el trapo y
esa cábala en la que se vuelve a creer,
acaso por no tener otra.
Un sentimiento de fiesta recorre el país de norte a sur…
Hoy es domingo, hoy hay fútbol.

El mexicano Ángel Zárraga es una de las figuras más representativas de esa unión de fútbol y pintura. Sus cuadros, que van desde jugadas colectivas a jugadores individuales mirando al frente con el balón en la mano, son pioneros en la introducción de la mujer. Él, quien se casó con una futbolista, no duda en reflejar ese otro lado femenino tan olvidado a lo largo de la historia, presente en muchos de los debates actuales. Las mujeres y su papel en el fútbol forman parte tanto del pasado como del presente. Zárraga, que vivió desde 1886 hasta 1946, fue todo un pionero. Este punto engrandece su obra.

Ángel-Zárraga-Las-futbolistas-1922-óleo-sobre-tela-Museo-de-Arte-Moderno-INBA

Fuente: es.globedia.com

También con el rugby como deporte inspirador, en los cuadros de Ángel Zárraga se aprecia una tendencia a situar las miradas de alguno de los protagonistas del cuadro dirigidas hacia el espectador. Como si de una provocación se tratase, como si el propio pintor lanzase un desafío a todos los que no consideran que el fútbol guarde ningún atisbo de arte.

Joven-futbolista-1926-óleo-sobre-tela-colección-particular

Fuente: es.globedia.com

Pintores interesados por la parte visual del fútbol como Harald Giersing o Pablo Picasso, entre otros muchos. Cuadros que intentan ser una ventana a los grandes momentos que se pueden disfrutar viendo o jugando un partido. Porque como todo, el fútbol y el resto de deportes, tienen múltiples facetas capaces de provocar una sonrisa, un desaliento, una pincelada.