MadMartin Trío: el renacer de un fénix

“El título, It was a very good year, en inglés significa algo así como fue una buena cosecha. Mirar atrás y ver lo que has hecho y pensar que estuvo bien, al mismo tiempo con un punto ácido, de es hora de pasar página”.

Martin Esturao (Londres, 1970) es la cabeza visible del nuevo proyecto musical que acaba de iniciar tras la separación de Dr. Gringo: el MadMartin Trío. Nos encontramos en el Bobber Café de Bertamiráns, el lugar idóneo para hacerle esta entrevista, y él me cuenta con mucha ilusión algunos detalles de este nuevo proyecto. Se le nota en la mirada y en la forma de contarme cómo surgió la idea, igual que al hablar de sus compañeros de grupo, el contrabajista Guillermo González del Campo y el batería Manuel Brey Villar.

El trío rockabilly acaba de estrenar su primer single, Todd the gambler, y van en camino de estrenar un ep de cuatro temas, que llevará por nombre It was a very good year, como la canción que Frank Sinatra popularizó en los ’60: “es una canción de madurez, un poco oscura”.

Le pregunto acerca de la grabación con la curiosidad sobre si recurrieron a hacerlo íntegramente en analógico (al igual que en su anterior banda): “No. Esto lo grabamos en nuestro estudio (Estudio Lombardi); lo que sí utilizamos muchos previos analógicos de válvulas y procuramos mezclar con esa filosofía. Pretendemos que suene así, es bastante complicado hacer que el digital suene como el analógico”. Fue en abril cuando It was a very good year pasó por el estudio: “grabamos en una sesión prácticamente, una sesión y media. Un día fue grabar todo y al día siguiente un par de voces y corregir alguna guitarra”. Lo editarán en formato vinilo, en un 7’’ a 33rpm que el próximo otoño verá la luz y dará pie a que a finales de año saquen un nuevo ep, también de cuatro temas, con la idea de más tarde sacar un lp.

Sin embargo, no sólo la música conforma el carácter de un grupo, sino también una fórmula de trabajo y composición. En el caso de MadMartin Trio, se consideran un grupo actual y prefieren mantener las composiciones simples con mucha energía. Martin me lo deja claro: no les gusta recargar los temas de arreglos, ellos son tres en el grupo y procuran mantener esa filosofía de tocar tres.

Martin Esturao de MadMartin Trío | ©Ada Seoane Alló

Martin Esturao de MadMartin Trío | ©Ada Seoane Alló

Los responsables, según Martin, de toda esa energía son batería y contrabajista. Sobre el batería, Manuel, me cuenta que ya habían coincidido en su anterior banda, Dr. Gringo, y dice de él ser un virtuoso; mientras que a Guillermo, lo conoció en un festival del cual era promotor y reconoce de él que es pilar fundamental del grupo: “primero porque en España hay muy poquitos contrabajistas que toquen como él y además por afinidad. Conectamos desde el primer momento. De hecho hicimos una gira después de grabar el disco, tocamos en Galicia y Extremadura y es como si llevaramos veinte años tocando juntos, todo sale muy natural”.

Esturao no es nuevo en esto, me reconoce con una mezcla entre modestia y satisfacción su trayectoria musical en la que ha pasado por grupos como Los Feliz, con Miguel Costas al mando, y con el cual ha girado teloneando a ZZTop, Neil Young y Jethro Tull; mientras que con Dr. Gringo ha viajado a tocar a lugares como Inglaterra, Noruega, Suecia o Finlandia. Me habla también de sus comienzos: “uff… yo llevo ya muchos años en la carretera. Vine de Londres en el ‘82 y en el instituto, en 1º de BUP, ya estaba con la guitarra. Además tenía discos de Inglaterra. Tuve varios grupos, uno significativo en Santiago se llamaba Clan Moriarty y llegamos a tocar muchísimo, a ser conocidos mínimamente por esta zona. Por aquel entonces también estuve en otra banda que se llama The Tombtones, guardo un grato recuerdo. Luego tuve varias bandas de versiones y estuve tocando en orquestas también”.

Pero no todo va a ser pasado y toca mirar al presente, ya que MadMartin Trío estará dando a conocer al grupo durante agosto para culminar con la presentación del disco en el Outono Códax Festival, una cita que los amantes del rock and roll no se pueden perder.