Antonio Caneda: “La gente se ha ido educando en los festivales”

Antonio Caneda es la cabeza visible del Festival do Norte. Tras haberse celebrado durante trece ediciones en Vilagarcía de Arousa, este año han decidido darle un giro de 180 grados. Nueva localización, nuevas fechas y nuevo concepto de cartel; pero manteniendo la filosofía del primer día. En esta ocasión, el Festival do Norte pasa a celebrarse los días 3, 4, 5 y 6 de julio en A Illa de Arousa, con actuaciones mañana, tarde y noche tanto para niños como adultos. The Horrors, Veronica Falls o Digitalism son algunos de los principales reclamos de esta edición, que encuentra en A Illa de Arousa uno de sus mejores escenarios naturales.

wOvMTGZKz7wGbUQ--btd83_6NOAf1VmE9zMtIFjyM2I

Antonio Caneda. Detrás, el paradisíaco paisaje de A Illa de Arousa | © Susana Laya

La primera pregunta es un poco obligada, ¿a qué se deben todos los cambios de esta edición?

Estábamos ya un poco cansados de hacer siempre lo mismo. Cambiamos de ubicación, de Vilagarcía a la Illa de Arousa. Es un sitio… es que no hay color. Luego el cambio de fecha de mayo a julio, y el concepto del cartel. Decidimos arriesgar con grupos emergentes en vez de traer grupos que tocan en todos los lados.

¿Se puede decir que con estas novedades habéis querido cambiar el target del festival?

Sí. La gente que viene al Festival do Norte es un público de veinte años para arriba. Es gente que no es de aquí, que solían ir a festivales como el de Benicàssim, que querían llevar a sus hijos y que no tenían con quien dejarlos por eso decidimos hacer este cambio de sitio. Hay conciertos por la mañana, por la tarde y por la noche. Así, a lo mejor vas a un concierto por la mañana y ya no te interesa ir por la noche. Es lo que se utiliza en los países europeos. Los festivales empiezan a las diez de la mañana y terminan a la una. Aquí empiezan a las diez de la noche y terminan a las cuatro de la mañana. Es para cambiar el chip.

Lo que nos apetecía era traer a otro tipo de bandas que no podías ver en otro lado

¿Han tenido algo que ver los resultados de ediciones anteriores?

No hubo malos resultados, simplemente que en un principio el Festival do Norte tenía sentido traer este tipo de bandas cuando apenas había festivales en Galicia. Ahora hay mogollón de festivales. Nuestro festival era un referente y uno de los más grandes pero muchos de los artistas que venían iban a otros festivales, con lo cual estábamos viendo siempre a los mismos grupos. Y lo que nos apetecía era traer a otro tipo de bandas que no podías ver en otro lado, por eso cambiamos este año.

¿De este nuevo planteamiento deriva la subida de precios de los abonos?

Bueno, ahora son tres días y con camping, va a haber un cuarto día gratis y evidentemente allí cuesta mucho. La producción, son muchos espacios, los escenarios, la zona de camping, el Auditorio y el centro del pueblo. Pero, vamos, que la entrada no es mucho. Más o menos el precio de tirada con derecho a acampada, no es tanto. Tú si te vas a un camping, te cuesta lo mismo.

¿Crees que ha habido cambios en el perfil de los asistentes a festivales desde que empezasteis hace trece años hasta ahora?

Yo creo que sí. La gente se ha ido educando en los festivales, por eso queremos que la cultura y la educación sean la base. Es decir, que los niños ya puedan participar en el festival. Para nosotros es algo muy importante, que se fíen de nosotros. Y luego en España tampoco se hacen festivales desde hace muchos años. La gente ha ido siguiendo las corrientes de otros festivales europeos. En Europa hay festivales que se llevan celebrando cincuenta años y aquí los más antiguos tienen alrededor de veinticinco años como mucho.

En Europa hay festivales que se llevan celebrando cincuenta años y aquí los más antiguos tienen alrededor de veinticinco años como mucho

Vemos que este año hay muchos más nombres internacionales, ¿han mejorado las subvenciones y los patrocinios con respecto a otros años?

No, yo creo que han empeorado. Pero nosotros estamos muy agradecidos a AGADIC por apoyar este tipo de eventos. Y luego patrocinio privado, y sobre todo el concello de A Illa. Es un lugar muy pequeño que hace un esfuerzo enorme. No tienen la logística, no tienen 400 contenedores de basura, por ejemplo. Era tener todo eso al alcance y nosotros lo teníamos claro.

¿Cómo surge la idea de crear el Ultramarinos para artistas emergentes?

Eso surge a partir de una chica, Alicia, que hizo un mercadillo que se llama Peter’s Room en Vilagarcía, y que un día nos propuso hacer un mercadillo emergente para darle la oportunidad a la gente de darse a conocer, como fue la semana pasada en Santiago la Romaría Pop.

¿Cómo definirías el Festival do Norte?

Somos un festival modesto. Está bien para gente con inquietudes. Somos un festival valiente ante una situación difícil, pero que no opta por traer los tres o cuatro grupos que traen todos. Es un festival para gente a la que le gusta la música.

¿Cómo va la venta de entradas?¿Tenéis buenas expectativas para la edición de este año?

Sí, porque es un festival diferente. La Illa de Arousa es el mejor escenario que podemos tener. Ya les gustaría a muchos (ríe).

Quedó un cartel bien apañado, para mí de los mejores

¿Qué grupos nos recomendarías del cartel y cuáles te gustaría traer en próximas ediciones?

Yo recomiendo todos. Son grupos pequeños que van a sorprender y algunos están por primera vez en un festival. Destacaría todo el cartel. Hacemos mucho hincapié en las bandas gallegas. Ahora hay muchos grupos gallegos que están ahí arriba como Triángulo de Amor Bizarro que empezaron aquí en el Festival do Norte con una maqueta. La filosofía es la misma. Y luego también había muchos grupos que nos gustaría haber traído nos podían venir. Pero quedó un cartel bien apañado, para mí de los mejores.