Killzone: Shadow Fall, la guerra continúa

Killzone: Shadow Fall

Portada de Killzone: Shadow Fall, sexta entrega de la saga.

La nueva generación de videoconsolas lleva varios meses de vida y sus juegos comienzan a estar cada vez más presentes en las estanterías de las tiendas. Una de las principales apuestas de Sony Computer Entertainment, exclusivo de la Play Station 4 (PS4), ha sido el Killzone: Shadow Fall, la continuación a una de las sagas de shooter con más éxito en Play Station.

La saga Killzone llegó a nuestros mercados hace diez años. A pesar de que la primera entrega mostraba un shooter correcto, no conseguiría la misma relevancia que otras posteriores. Killzone no podría desbancar a otras sagas más consagradas como Medal Of Honor y posteriormente Call Of Duty, que tras su segunda entrega se puso a la cabeza entre los títulos más exitosos y recordados de la vieja Play Station 2.

Sin embargo, con la publicación de Killzone 2, para Play Station 3 (PS3), la saga se consolidó y se mantiene hasta nuestros días. Este videojuego exclusivo de PS3 destacó en su momento por una calidad gráfica excelente así como unos modos de juego individual y multijugador muy bien desarrollados. Esta entrega sería capaz, gracias a su apartado gráfico, de sacar mucho provecho a una videoconsola que no había conseguido desmarcarse de forma notable de su principal competidor Xbox 360.

Con la nueva generación, los estudios Gerrilla Games no se podían quedar atrás y han elaborado una oferta más que divertida, que añade elementos novedosos al estilo de shooter más tradicional y visualmente impecable al demostrar que ya estamos en la cuarta generación con un título muy fluido en 1080p y 30 FPS que permite aprovechar una ambientación casi real. Sin embargo, cabe destacar que probablemente, y como es lógico por ser una de las primeras entregas en PS4, no se aproveche todo el potencial de la máquina. Pero la forma en la que lo hacen es impresionante.

Con la publicación de Killzone 2, para Play Station 3, la saga se consolidó y se mantiene hasta nuestros días.

La historia de Killzone: Shadow Fall nos sitúa 30 años después de los acontecimientos sucedidos en Killzone 3. Tras la destrucción del planeta Helghan, durante la invasión de la Alianza Estratégica Interplanetaria (ISA). Debido a la muerte de 1000 millones de helghast en la destrucción del planeta, los humanos de Vekta decidieron ceder la mitad del planeta a los refugiados supervivientes. Durante todos estos años un muro ha separado los dos territorios y la paz se ha mantenido, a pesar de la tensión existente entre las dos naciones. Este mundo dividido, con dos sociedades tan distintas, nos recuerda a la época de la Guerra Fría y la competición entre el bloque occidental y el bloque soviético. A un lado encontramos a una sociedad militarista y autoritaria dirigida por la hija del difunto líder Scolar Visari, Hera Visari. Al otro lado, una sociedad, aparentemente libre, abierta y fiel a gobierno de las Naciones Coloniales Unidas (UCN). Sin embargo, estos dos mundos totalmente opuestos no son lo que parecen y están a punto de chocar, reviviendo un conflicto que parecía terminado. Dentro de esta apasionante historia seremos el Shadow Marshall Lucas Kellan, un soldado de élite de la Agencia de Seguridad Vektan (VSA). Las misiones de Kellan en medio de esta reminiscencia de la  Guerra Fría conllevarán decisiones difíciles en un mundo más complejo de lo que parece.

Killzone: Shadow Fall

Una entrega que aporta una revisión de los diseños de las unidades con un estilo más moderno.

Con una historia tan bien planteada, y con tantos matices, el apartado técnico tampoco desmerece. Nos encontramos con un shooter que ofrece al jugador múltiples posibilidades. En primer lugar, nos moveremos en mapas de gran tamaño en los que más de uno terminará perdido y donde podremos optar por diferentes estrategias. A priori, tendremos siempre dos opciones, la infiltración o la confrontación directa. Sin embargo, como en todo buen juego, la acción directa no suele ser la mejor opción, pues o bien encontraremos un mayor número de enemigos del esperado, o haremos saltar las alarmas y no pararán de venir tropas. Este añadido en el planteamiento de las misiones, respecto a las anteriores entregas, supone una mayor variedad de opciones para el jugador y elimina las limitaciones del shooter más tradicional, al tener objetivos secundarios o que resolver puzzles. Para hacer estas misiones un poco más fáciles llevaremos con nosotros al que será nuestro mayor aliado de todo el juego, el Búho (OWL). Este drone de combate nos asistirá de numerosas formas en nuestras misiones. Ya sea para revivirnos, piratear un dispositivo, atacar al enemigo, conseguir un escudo de cobertura o simplemente lanzar una cuerda; el Búho nos hará mucho más fáciles las misiones y nos permitirá ser más creativos en ellas.

Killzone: Shadow Fall

La calidad gráfica de los entornos y la lograda ambientación consiguen una experiencia de juego muy realista. | Vía: meristation.com

Además de contar con una gran variedad de soldados enemigos, que irán aumentando en dificultad a los largo de las misiones, Killzone: Shadow Fall también nos permite conseguir numerosos coleccionables, ya sean cintas de audio, periódicos o cómics; con los que podremos conocer mejor el trasfondo de una compleja historia con un alto grado de sufrimiento para estas dos sociedades enfrentadas.

A priori, tendremos siempre dos opciones, la infiltración o la confrontación directa.

Como todo shooter, tendremos opciones de combate cuerpo a cuerpo, fundamental en las misiones de infiltración, y un arsenal variado, aunque no en exceso. Varias de nuestras armas contarán con modo de disparo secundario que será fundamental. Además, el uso de estas en un escenario de combate permitirá una destrucción parcial de muchos de los elementos del entorno que aportará un mayor realismo a la experiencia de juego.

Es por esto que nos encontramos ante un juego que hace honor a la saga a la que pertenece, aportando elementos novedosos, y resulta un buen modo de introducirnos en la nueva generación de videoconsolas con una historia atractiva que se reinventa respecto a entregas anteriores. Para los fans de la saga será un soplo de aire fresco y para aquellos neófitos en el mundo Killzone tenéis un buen punto por donde empezar.