El camino hacia la Rectoría

El próximo 25 de abril tendrán lugar en la Universidad de Santiago de Compostela las elecciones a rector. Alumnos y personal docente y administrativo están convocados a votar en unos comicios que decidirán quién coge las riendas del gobierno de la Universidad, tras saber que el actual rector, Casares Long, no se vuelve a presentar. Desde Compostimes, haremos durante todo el mes de Abril una cobertura especial del tema que da comienzo con este artículo. Aquí haremos una panorámica del estado de la universidad en la actualidad, además de un pequeño repaso a esta última legislatura.

Juan Casares Long, actual rector de la USC | © ABC

Juan Casares Long, actual rector de la USC | © ABC

El paso de Juan Casares por el gobierno universitario ha sido un camino de luces y sombras. En 2010, año en el que tomó posesión del cargo, todas las esperanzas estaban puestas en él. Se presentaba como un candidato independiente a las plataformas políticas que abrigaban a sus contrincantes. Esto supuso que su candidatura fuera parca en apoyos, pero aún así, los votantes lo eligieron como nuevo rector de la USC, dejando fuera a Lourenzo Fernández Prieto. Estas circunstancias de llegada al poder le pasaron una enorme factura en su mandato. Casares, al verse tan falto de apoyos, no pudo encontrar consensos a la hora de tomar decisiones importantes, sobre todo en materia económica. No fue capaz de aprobar nuevos presupuestos, lo cual derivó en una prórroga de los asignados para el año 2011. Además, en 2013 hubo un recorte de algo más de siete millones de euros en las partidas destinadas a la Universidad, lo que modificó la distribución de los recursos disponibles para ese año. Ante esta situación, Casares era consciente de que iba a ser difícil encontrar aliados para aceptar los nuevos presupuestos al tener que redefinir prioridades; aún así, esos apoyos nunca llegaron. Por su parte, sus opositores alegaban que Casares mostraba una actitud sumisa ante los recortes de la Xunta de Galicia en lugar de luchar para que no se redujera el dinero destinado a la USC.

Pero no sólo en lo económico ha sido polémica esta legislatura. La dimisión de Casares Long y de su equipo fue pedida reiteradas veces por sus opositores, además de ganarse la enemistad de los PAS (Persoal de Administración e Servizos) y de los estudiantes por la anulación de 25 plazas de profesorado. Recibió también una fuerte contestación por parte del estudiantado la normativa de permanencia aprobada en 2012, tanto por lo términos en los que estaba redactada como por la fecha de publicación de la misma, al estar abierto ya el plazo de matrícula. Su figura mermó aún más con su imputación por malversación y prevaricación en 2012 en relación con una contratación ilegal en la fundación USC Deportiva.

Eleccións 2014 | © USC

Eleccións 2014 | © USC

Otra de las grandes batallas a superar en la Universidad de Santiago de Compostela es la adaptación al Plan Bolonia. En el curso 2008-2009 se adaptaron los primeros grados al Plan Nuevo (Matemáticas y C.C. Políticas y de Administración). Pero esta transición no ha sido en absoluto sencilla. Jesús López Romalde, Vicerrector de Titulaciones y Personal Docente e Investigador, da por finalizado el paso de licenciaturas a grados. Sin embargo, a pesar de que valora el cambio de sistema de docencia de una manera positiva, explica que el problema residió en los escasos recursos de los que se dispuso para implantar Bolonia. “El problema es que aquí se realizó un cambio muy brusco en el sistema docente y los gobiernos no invirtieron en nada. Un cambio de este tipo requiere mucha inversión: en profesores, en infraestructuras… Hemos pasado de grupos de alumnos grandes a otros mucho más reducidos, con lo cual la carga docente ha aumentado. Y esto ha tenido que asumirse redistribuyendo a profesores debido a las políticas que están haciendo tanto el gobierno central como el autonómico”, alegaba López Romalde. Además, el Vicerrector defiende que quienes deben opinar sobre la calidad de la transición al Plan Bolonia son los propios estudiantes, que son “los que están todos los días en las clases, en los laboratorios y en los seminarios”.

La evaluación de estos cambios es realizada por la Vicerrectoría de Calidade e Planificación a través de una serie de encuestas que preguntan a los estudiantes su opinión sobre la docencia recibida. En los resultados de dichas encuestas, se puede apreciar una mejoría con respecto al curso 2008-09, en el que se valoraba con un 3´11 sobre 5. El último curso, sin embargo, ha obtenido mejores resultados: un 3´70 es la satisfacción media de los estudiantes de grado. Estos datos tienen una fiabilidad bastante elevada. Lo avala la alta participación que existe en la USC. Según un informe de la Universidad Autónoma de Madrid, es la cuarta universidad de España (de las que utilizan únicamente el método de encuestas online) en la que más estudiantes cubren las encuestas. Nuestro porcentaje de participación es de un 34% frente al 15% de universidades como la propia Autónoma.

Además de los datos de las encuestas hemos querido destacar cuáles son las quejas más habituales que actualmente recibe la USC. El Valedor da Comunidade Universitaria emite informes sobre las quejas tramitadas, así como de sus resoluciones. Durante el curso pasado se destaca como queja habitual el burocrático proceso en la validación de asignaturas. Otro de los problemas que se denuncia en el informe es referido a los sistemas de evaluación, que por ser poco concretos, en ocasiones, llevan al alumnado a presentar quejas. También es habitual el descontento por el número de plazas convocadas para obtener títulos de idiomas en el Centro de Linguas Modernas, que se antoja bajo si lo comparamos con la demanda.

Datos do Informe ao Claustro Universitario do Valedor da Comunidade Universitaria

Datos do Informe ao Claustro Universitario do Valedor da Comunidade Universitaria

Los candidatos para sentarse en la silla de Casares son el catedrático de Matemática Aplicada, Juan Viaño, y Antonio López, catedrático de Derecho Financiero. Viaño forma parte de la plataforma +Ideas, anteriormente denominada PUP (Plataforma Universitaria Progresista) y vinculada al socialismo. Antonio López dejó su puesto en el Consello de Contas para poder presentarse como candidato y Viaño, por su parte, ya fue vicerrector de Profesorado e Organización Académica en la legislatura de Senén Barro. Para saber más acerca de las propuestas del uno y el otro, publicaremos próximamente un artículo en el que podremos ver la contraposición de ambos programas electorales. Casares Long deja libre el camino hacia la Rectoría de la Universidad de Santiago de Compostela. El 25 podremos ver cuál de los dos candidatos posibles ganará la carrera.

Viaño (izq.) y López (dcha.) | © El Progeso

Viaño (izq.) y López (dcha.) | © El Progeso

Escrito por Carolina Neira Feáns y Marta R. Suárez