Vanguardias históricas: expresionismo, partir el pincel y perforar el lienzo

Estas palabras del pintor Max Pechstein definen a la perfección el espíritu visceral y violento de esta vanguardia histórica. El expresionismo es un movimiento que tiene como principal objetivo llevar a la obra artística el mundo interior del autor, una manifestación emocional, una expresión de un sentimiento vital. Esta vanguardia se desarrolla principalmente en Alemania entre 1905 y 1914 en focos como Dresden, Berlin o Munich.
La intención del expresionismo es llevar al lienzo una emoción, por lo que las obras serán de lo más heterogéneo. Cada obra será reflejo de una personalidad, estado anímico o emoción, y eso lleva a una variedad de estilo muy, muy amplia, por lo que no vamos a encontrar un movimiento con unas características definidas. En muchas obras podemos encontrar color arbitrario, formas aristadas y violentas, distorsión, tendencia a la caricatura, pero dependerá del autor. Lo que los une es la intención: expresar, y para ello pondrán a su servicio todos los recursos formales. El espectador tiene que llegar a sentirse como el autor.

Kirchner_Street_Scene_Berlin1913

Ernst Ludwig Kirchner, Escena callejera berlinesa (1913) | www.shafe.co.uk

No es la primera vez en la historia del arte que vemos lo que un artista siente plasmado en un lienzo, pero ahora se convierte en lenguaje predominante. Artistas como Van Gogh, Edvard Munch o Goya han llevado a sus obras grandes cantidades de expresión, por lo que son importantes precedentes, así como toda pintura que remita a una experiencia subjetiva. Desde el punto de vista formal, el color arbitrario del fauvismo interesa especialmente a los expresionistas: van a tomar su fuerza y violencia, pero ahora adquirirá significado. Otras referencias serán Cezanne, movimientos como el simbolismo o el orfismo, y el arte primitivo, entre muchas otras. Hay además una serie de ideas que despiertan especial interés en los autores expresionistas. La angustia que produce la vida moderna derivará en un interés romántico por lo espiritual y puro. El mundo primitivo derivará en una estética de la brutalidad, de la caricatura, que remite a las máscaras africanas a las que tantos movimientos de vanguardia referencian en este momento.

El expresionismo se concibe para expresar de forma directa y radicalmente subjetiva todo tipo de emoción. Estamos en un movimiento que dará más pasos hacia la ruptura que, por ejemplo, el fauvismo, porque los autores tienen como único interés la expresión de un sentimiento interior, y este no tiene por qué tener la forma de algo que se corresponde con el mundo visible. La representación mimética, la imitación de la realidad tal y como se ve, se rompe. Autores expresionistas recurren a la abstracción para expresar, rompiendo un principio artístico que hasta ahora había resultado inamovible. El sentimiento es lo que predomina, y esto no tiene por qué representar nada real.

Wassily Kandinsky, Composición VII (1913) | ibiblio.org/

Wassily Kandinsky, Composición VII (1913) | ibiblio.org/

A pesar de lo heterogéneo de esta vanguardia, los autores muestran una tendencia a asociarse y organizarse en movimientos grupales. De ellos dos son especialmente interesantes: Die Brücke (El Puente) y Der Blaue Reiter (El Jinete Azul).

Die Brücke es un grupo de estudiantes de arquitectura con base en Dresden que realizan publicaciones colectivas, con influencias del sustrato gótico alemán, el grabado, el color arbitrario fauvista, el arte primitivo y autores como Van Gogh, Cezanne o Durero. Su obra destaca por su agresividad.
Aunque en un primer momento el grupo solo realiza obras de forma colectiva, termina por trasladarse a Berlin. Allí se fascina por la ciudad moderna y empiezan a emerger las personalidades individuales. Entre ellas destaca especialmente la de Ernst Ludwig Kirchner.

Die Brücke (Kirchner), Cartel de presentación en la Galería Arnold (1910)| http://it.wikipedia.org/

Die Brücke (Kirchner), Cartel de presentación en la Galería Arnold (1910)| http://it.wikipedia.org/

Der Blaue Reiter tiene como centro Munich y se crea a partir de la ruptura de otra agrupación precedente (La Nueva Asociación de Artistas Plásticos). Esta nueva agrupación nace con idea de dar cabida a todo tipo de artista, y en ella cada uno va a seguir su propia linea. No vamos a encontrar una tendencia que englobe a todos los que pertenecen al grupo. Lo que los une es que cada uno, a su manera, buscará la esencia más interna de la creación. Cada uno presentará su propuesta, en su mayoría acompañadas de trasfondo teórico que llevarán a la práctica en sus obras, como Franz Marc y Wassily Kandinsky. Buscan expresarse a través de líneas, colores y composición, creando códigos que se asocien a emociones.

Franz Marc, Grandez caballos azules (1911) | simplyjanestudio.com/

Franz Marc, Grandez caballos azules (1911) | simplyjanestudio.com/

La Primera Guerra Mundial acaba con el expresionismo, a pesar de ser un momento en el que hay mucho que expresar. Vanguardias como el dadaísmo parecen ser una mejor vía para dar imagen al absurdo del conflicto. Pero el expresionismo seguirá siendo una referencia para muchos autores hasta hoy, y será retomado con fuerza en diferentes momentos. Por ejemplo, hacia 1945 despegará con fuerza el expresionismo abstracto americano, que recoge el legado de esta vanguardia histórica. Autores como Jackson Pollock o Mark Rothko continuarán teniendo la misma intención que Kirchner, Kandinsky o Marc: expresar.

Otras vanguardias:

Vanguardias históricas: fauvismo, el primer paso

Vanguardias históricas: surrealismo, la revolución