Los ocho prototipos estilísticos masculinos

Por fin llega a Compostimes el primer artículo de moda masculina. Parece apropiado comenzar por intentar entender a qué nos enfrentamos cuando hablamos de moda masculina, y es por esto que hemos empezado por dividir las distintas expresiones estilísticas varoniles en prototipos más o menos generales. Podemos hablar de ocho especímenes diferentes que hemos colocado en un plano, concretamente en un rombo, el que veis a continuación. En los vértices se hallan los estereotipos más evidentes, contrapuestos entre sí, el de arriba con el de abajo y el de la izquierda con el de la derecha. En el interior tenemos las otras cuatro categorías que surgen (más o menos, esto no es una ciencia exacta) de la mezcla de los vértices que las limitan. ¡Comencemos!

1 Rombo definitivo

Elaboración propia a partir de múltiples elucubraciones

 

–          El “Me visto por no ir en pelotas”

2 pr1 leonard big bang theory collegefashion.net

Leonard, de The Big Bang Theory
collegefashion.net

Quizás el prototipo más extendido, el “Me visto por no ir en pelotas” es ese hombre que no comprende la diferencia entre una corbata de Kiabi y una de Hermès, es más, ni siquiera comprende por qué existen las corbatas. Fácil de reconocer, el “Me visto por no ir en pelotas” suele llevar una camiseta de manga corta por encima de una de manga larga, o lo que es peor, una sola camiseta que hace ese mismo efecto de “vestirse de fuera hacia dentro”. En su fondo de armario también se encuentran esos zapatos que se hacen llamar “peloteros”,  las bandoleras de Reebok donde guardan bajo llave su sentido de la estética o los calzoncillos tipo fardahuevos. Su lógica es de pie de banco: “¿Que llueve? Un chubasquero. ¿Que hace frío? Un polar y una braga del Decathlon. ¿Que hace calor? Unos pantalones pesqueros con suficientes bolsillos como para llevar diez meriendas, con unos calcetines blancos de deporte. ¿Que hace sol? Pues la gorra que me compró mi madre para ir al campamento a los doce años. ¿A la playa? Pues mis sandalias de explorador con trescientos velcros.”

Pero no desesperemos, queridas novias, madres y hermanas, incluso para este espécimen estilístico tenemos una propuesta… Tirar todo su armario y comprarle diez jerséis iguales en distintos colores, diez pantalones, diez camisas, dos chaquetas y tres pares de zapatos y dejarle una lista en la puerta del armario con las combinaciones posibles escritas…

3 pr1 completo

Chaquetón: Springfield, 99,99; vaqueros: Springfield, 29,99; jersey: Springfield (en ocho tonos), 19,99; calzado: Pull&Bear, 45,99

 

–          El “Tronista”

U089765

Rafa Mora
diariofemenino.com

El “Tronista” o “Chuliboy” es el antiguo guaperas después de haber pasado por el MTV Tuning. Se suele oír por ahí que el iniciador fue Cristiano Ronaldo con su enseña CR7, pero los más talluditos de entre nosotros sabemos que eso es una inexactitud. La cosa viene, como mínimo, de Operación Triunfo con David Bustamante, el entonces máximo exponente de las camisetas ceñidas y los quintales de gomina (aunque tampoco podemos obviar a  Right Said Fred). Es evidente que la cosa ha ido degenerando y ahora los pendientes de diamantes, las camisetas con cuello pico (casi como escotes halter) y las ***** botas Timberland de color mostaza son uniforme riguroso. Es curioso el llegar un día a casa y darte cuenta de que tu hermano/primo/sobrino pequeño por fin ha sacado a relucir el “Chuliboy” que llevaba dentro, es entonces cuando piensas con nostalgia en cuando todavía era un “Me visto por no ir en pelotas”. En realidad sigue teniendo algo en común con el primer prototipo, y es que al “Chuliboy” tampoco le importa la ropa en sí misma, sino la percepción de su hipertonificada y anabolizada silueta tras ella.

5 pr2 completo

Polo: Hollister, 29,50; camisa: Hollister, 49,95; vaqueros: Bershka, 29,99; calzado: Timberland, 180 dólares

 

–          El “Francisco Rivera Ordóñez”

6 pr3 francisco rivera completo

Francisco Rivera Ordóñez
20minutos.es y mujerhoy.com

Este ejemplar es el resultado de años de pantalones cortos y calcetines con pompones… Mucho Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, náuticos, castellanos y chaquetas huskies o Belstaff (ojo, que ya no Barbour, emblema que le  ha sido cruelmente arrebatado por el prototipo “Moderno”). Recientemente el “Francisco Rivera Ordóñez” ha vivido un momento de júbilo gracias al nacimiento de la rancísima firma ScalperS (cuyo logo es una inverosímil calavera) de la mano del aún más rancio Rafael de Medina Abascal, Duque de Feria y Marqués de Villalba. Esto, unido a la posibilidad de hacerse la raya al lado hasta el fin de sus días gracias a Svenson lo tiene feliz.

7 pr3 completo

Camisa: Scalpers, 85; Chaqueta: Belstaff, 835; pantalones: Dockers, cpv; polo: Ralph Lauren, 85; castellanos: Scalpers, 140

 

–          El “Daniel Craig”

8 pr4 daniel craig completo

Daniel Craig en 007 Skyfall
menknowpause.fooyoh.com, esquire.es y mondodimusica.blogspot.com

Me atrevería a jurar que al 90% de las mujeres que vimos Skyfall Daniel Craig no nos dejó indiferente. Y no me estoy refiriendo a su cuerpo escultural (que podría ser…), sino al impecable vestuario que lucía el actor a lo largo del filme; de nuevo, de la mano del capo Tom Ford. El “Daniel Craig” es un ejemplar que sin proponérselo conjuga masculinidad con tendencia; que está al margen de las modas y las extravagancias…  Aunque algunos lo tacharían de aburrido (entre los que no me encuentro, que sé que se me está viendo el plumero). Como básicos de armario están las camisas, las americanas, los abrigos clásicos o los zapatos de cordones, raramente se ve un estampado, o colores que no sean blanco, negro, gris o azul marino. La media de edad del elemento suele estar entre los cuarenta y cinco y los ciento cincuenta años… Una pena. Desde aquí  hacemos un llamamiento a todos aquellos niños/chicos/padres/abuelos/criaturas diversas que tengan un “Daniel Craig” escondido en el fondo de su corazoncito para que lo dejen salir a la luz.

9 pr4 completo

Chaquetón: Sandro Paris, 395; camisa: Sandro Paris, 125; cazadora de cuero: Massimo Dutti, 195; pantalones: Adolfo Domínguez, 79; americana: Massimo Dutti, 295

 

–          El “Fashionista”

10 pr5 the sartorialist.com

Hombre tomando un café
thesartorialist.com

Sólo hay que darse un rodeo por The Sartorialist para darnos cuenta de qué se cuece por estos lares. Hablamos de pantalones remangados, gafas de espejo, faldas, kilts, mostachos kilométricos, moños en el cogote, sombreros, rejilla por todas partes, bolsos y hasta tacones. Hablamos de Mboko Ndimba Mobutu, de Lapo Elkann,  de Michael Haar, de Justin O’Shea, de Nick Wooster, de Karl Edwin Guerre, de Prince Pelayo o de Landon Miller. Este espécimen es un monstruo de la moda, aquel que nos da cien vueltas hablando de desfiles, colecciones o diseñadores noveles. Vive por y para su espejo. No hay una sola tendencia que se le escape y que no reinterprete hasta sacarle la nota más aguda aunque eso suponga ser un chirrido estilístico andante. El “Fashionista” de verdad jamás se pondría gafas con cristales de mentira, sino que se autoprovocaría una miopía para usarlas propiamente; el “Fashionista” de verdad no necesita gomina para mantener su tupé bien arriba, porque su tupé ha nacido para estar erecto; el “Fashionista” de verdad no lleva zapatos de mujer, son las mujeres las que llevan sus zapatos.

11 pr5 completo

Chaqueta: Phillip Lim, 1690 dólares; sudadera: Givenchy (desde Net à Porter), 750; leggings: Kenzo (desde Net à Porter), 290; gafas: Marc Jacobs, 310 dólares; sombrero: Topman, 24; zapatos: Kenzo, 250

 

–          El “Moderno”

12 pr6 gemelos barnett these new puritans digitalberlin.de

Los gemelos Barnett, de These New Puritans
digitalberlin.de

El “Moderno” es lo que antiguamente se solía llamar “indie”. Aquellos que hace tiempo llevaban camisas de cuadros, botines y pitillo se han reciclado y llevan jerséis de grecas, y pisamierdas, bueno, y las ya míticas camisas abrochadas hasta arriba (por cierto, ¿os habéis fijado en el efecto sacerdote que resulta cuando un chico con pancita y barba se abrocha todos los botones de la camisa?). Pero ojo, esto en lo que se refiere al “Moderno”, si hablamos de “petarlo” de verdad, we must go ahead, olvidarnos del uniforme jersey ancho de grecas, pisamierdas y trenkas, y hablar del “Posmoderno”… El “Posmoderno” ha viajado a Londres y se ha gastado todos los ahorros de sus multitudinarios conciertos en prendas anteriores a 1990, unas Underground boots, una vieja Barbour (muy al pesar del ejemplar “Francisco Rivera Ordóñez”) y una aún más vieja chaqueta vaquera. Como complemento fetiche, debe hacerse con una Spanx que asegure que el efecto pitillo de los vaqueros sea insuperable. Si logra hacerlo bien, el “Posmoderno” provocará una paradoja temporal: cuantas más prendas vintage lleve encima, más “pos” podrá poner delante de “moderno”.

13 pr6 completo

Polo: Cos, 45 libras; chaqueta vaquera: Topman, 68; botines: Underground (cybershop), 95 libras; pantalones: Topman, 50; chaquetón: Barbour, cpv; camisa: Topman, 32 euros; rebeca: Cos, 69 libras

 

–          El “Hippie”

14 pr7 bob marley modelsown.blogspot.com

Bob Marley
modelsown.blogspot.com

Este ejemplar se preocupa más por su atuendo de lo que podría parecer a priori. No sólo por el hecho de que no puede comprar ropa en ningún lugar que tenga fama de usar talleres clandestinos, o que el algodón de sus camisetas ha de ser siempre 100% orgánico, sino porque cada prenda que lleve encima ha de reflejar de forma indiscutible que es un antisistema. El “Hippie” de pura cepa lleva sandalias en verano e invierno, pantalones flojos como de pijama y rastas. Si hace mucha rasca se puede permitir un poncho peruano, y los más flojeras de entre ellos llegan a usar Chirucas. Como accesorios suelen cuajar los colgantes de cuero, los anillos de madera o los gorros del tamaño de un cobertor; pero sin duda, el complemento más bizarro que puede llegar a lucir este espécimen es un MacBook, al fin y al cabo, tampoco se trata de renunciar a todo, ¿no?

15 pr7 completo

Pantalones: Uyuni, 25; camisa: Uyuni, 16 euros; poncho: Alpacamall, 70,03; sandalias: Itin, de piel y confección artesanal; camiseta: Olokuti, dese Intermón Oxfam; 19,50

 

–          El “Rockero”

16 pr8 keith richards completo

Keith Richards
huffingtonpost.com, leluxemannequin.blogspot.com y dailymail.co.uk

Poco han cambiado las cosas desde que Mick Jagger y Keith Richards hiciesen acto de presencia. Quizás el cambio más significativo desde entonces en el “Rockero” haya sido el incremento del número de tatuajes por centímetro cuadrado de piel y de pendientes por oreja. El uniforme básico del “Rockero” consta de unos pitillo, una cazadora de cuero y unas Doctor Martens, y mejor si es todo negro. Por supuesto, siempre se pueden introducir pequeñas variaciones, como unas Underground Creepers, unos botines, un cinturón con enormes hebillas brocadas, o algún que otro toque de color. Si el “Rockero” va hasta las cejas puede adjuntar todo tipo de accesorios como enormes chalecos de pelo, sombreros con brillantina, boas de colores chillones o un animal disecado como compañero de aventuras. Otro aspecto importante es el cabello; un “Rockero” que se precie habrá de llevar el pelo como un mocho; el “Rockero” no conoce el peine y es imposible llegar a ver nunca su cuero cabelludo; hay incluso leyendas que cuentan que el Triángulo de las Bermudas es en realidad la cabellera de un “Rockero”.

17 pr8 completo

Pantalones: Zara, 39,95; cazadora: Zara, 199; boa: Meadham Kirchhoff para Topshop, 325; zapatos; Underground (cybershop), 95 libras; camisa: Topman, 36

¡Hasta aquí el artículo de hoy! ¿Qué os ha parecido?

Imagen destacada: clker.com