Contigo hasta el final… de la clasificación

Hay ciertas cosas que vuelven cada primavera. Las cigüeñas regresan a los campanarios, culés y merengues desacreditan los méritos del rival en la recta final de la temporada futbolística, y el Festival de la Canción de Eurovisión nos enseña el nombre de alguna nueva república postsoviética nacida durante los últimos cinco años.

Tras la victoria de Loreen, representante de Suecia en la edición de 2012, el festival se trasladó a Malmö, donde Dinamarca, representada por Emmelie de Forest, se proclamó ganadora del Festival con su canción “Only Teardrops” y una puesta en escena espectacular. Sus 281 puntos le sirvieron para superar a “Hold Me” de Azerbaiyán y “Gravity”, de Ucranía, que con 234 y 214 puntos respectivamente, completaron el podio de la noche. Se trata del tercer triunfo de Dinamarca en el Festival, y también tercera victoria escandinava en último lustro, tras las de Noruega en 2009 y Suecia en 2012.

NA NANANÁ NANANÁ NANANÁ ONLY TEEEARDROPS – Fuente: AFP

España, representada por el Sueño de Morfeo (EsDiEm para nuestros vecinos europeos), no fue capaz de emocionar al público europeo con “Contigo hasta el final”, y finalizó en penúltimo lugar con sólo 8 puntos, superando únicamente a Ryan Dolan e Irlanda, que se quedaron con 5. La ausencia de Portugal y Andorra, sumados a una interpretación que no estuvo a la altura ni de la ocasión ni de la carrera del grupo, hicieron que la de ayer se convirtiera en una noche para olvidar para Raquel del Rosario y compañía.

ARRIBAESPAÑA

Perdonadla por favor, no es consciente de lo que hace… – Fuente: AFP

Igual suerte corrieron Reino Unido y Alemania, que pese a presentar a artistas tan establecidas como Bonnie Tyler y Cascada, no consiguieron escapar del vagón de cola. El mejor resultado del conocido como “Big Five”, fue el de Italia, que consiguió colocarse en séptimo lugar con Marco Megnoni interpretando “L’essenziale”.

Y los de San Marino me dan 4 puntos, panda stronzos… – Fuente: AFP

En una velada plagada de baladas, y en la que alguno se pasó con el botoncito del dubstep, Grecia y Rumanía presentaron las canciones más atrevidas, los primeros con el ska de Koza Mostra y su “Alcohol is Free”, mientras que Rumanía envió una curiosa mezcla de ópera y dance interpretada por la fantástica voz de Cezar, “It’s My Life”.

gay vampire ghost opera dubstep – Fuente: eurovision.tv

La gala estuvo conducida por la presentadora sueca Petra Mede, que lució un repertorio de vestidos digno de las mejores galas de fin de año de Anne Igartiburu, y contó con un himno compuesto para la ocasión por los componentes masculinos de ABBA, Björn y Benny, junto con el productor Avicii. Tras la presentación de las canciones, las votaciones fueron más apresuradas que de costumbre, lo que provocó algún que otro fallo como el de Lena, ganadora de 2010, que a la hora de transmitir los votos alemanes,  le otorgó 10 a Noruega en vez de a Dinamarca.

Y así concluyó la 58ª edición del Festival, con la siguiente clasificación final:

HUHA

¡Y ahora, p’al After! – Fuente: oikotimes.com