Goya 2013: lo mejor y lo peor de la alfombra roja

No lo entiendo. Todavía no consigo comprender en qué estaban pensando los asistentes a la gala de los Goya de este año horas antes. Aunque en la edición de 2013 hubo algunos que acertaron, dominaron las malas elecciones. Vamos a hacer un recorrido para ver algunos looks que las asistentes (prácticamente todos los hombres se decantaron por esmoquin negro o gris) decidieron lucir para la gran noche, pero antes, quiero aclarar que los gustos son personales, es mi manera de verlo. Imagino que no todos coincidiremos. Empezamos con una pequeña selección de las mejores apuestas:

Gtres

Amaia Salamanca, con un Zuhair Murad que le sentaba de maravilla y look despeinado. Recuerda mucho a este que lució Blake Lively, de la misma colección, aunque es verdad que la actriz de Gossip Girl está insuperable.

Gtres

Paula Echevarría, de Dolores Promesas, fue otra de las mejor vestidas de la noche. Quizás sobre el color vino de los pendientes y el anillo, pero el acierto con el vestido es indiscutible.

Gtress

 Manuela Velasco, de Gucci. Elegancia, ¡y en color pistacho!

gordon press

gordon press

Natasha Yarovenko, de Zuhair Murad. El vestido es espectacular, le hace una figura espléndida, y el resto de detalles son discretos: pelo recogido, pequeño clutch a juego, pendientes mínimos y un anillo.

Gtres

Andrea Duro, de Promoción Fantasma. Sencilla y acertada. En la fotografía está acompañada de Joel Bosqued (de Tierra de Lobos).

Getty

 A Nieves Álvarez quiero ponerla aparte. Ella es y está preciosa, e irradia elegancia. Sabía lo que hacía, por eso funciona su apuesta, aunque el vestido sea más o menos cuestionable, y si probase a ponérselo el 90% de la población se reiría ante el espejo. La modelo arriesga y gana.

Y dos más:

marisa paredes, oscar de la renta

Getty

   Marisa Paredes, de Oscar de la Renta. Un corte maravilloso,  muy elegante.

Getty.

Y Aitana Sánchez Gijón. A veces en la sencillez está la respuesta.

Bien. Si hasta aquí hubieran sido los Goya, el comentario que he hecho al principio no tendría sentido. Pero es que la edición de 2013 hizo que saliesen a la luz otras elecciones mucho más cuestionables:

Getty

Loles León. El escote poco favorecedor. Los zapatos…hablan por sí solos. Por cierto, ¿Qué es eso que asoma en el muslo de la actriz?

Getty

Ana Obregón, fiel a su estilo, también optó por un modelo “sencillito”.

Getty

La nominada a actriz revelación por Verbo, Alba García. Vale, para ir de copas con los amigos sí. Para una gala.. quizás no sea lo más apropiado.

Getty

Adriana Ugarte, que olvidó que iba a tener que caminar y sentarse.

Cordon press

Ojalá la propuesta de Candela Peña hubiese sido tan buena como su discurso.

Getty

Marta Etura. Una pena el cinturón y el efecto sin curvas que crea en ella este modelo de Dsquared.

Getty

El Teresa Helbig de Macarena Gómez no es feo, pero quizás la actriz es una percha más adecuada para otro tipo de vestidos que le favorezcan más.

getty

No he podido evitarlo. Ya sé que dije que me centraría en el vestuario femenino, pero la elección de Alfonso de Villalonga no podía dejarla fuera. Desde luego no ha dejado indiferente a nadie y me parece un perfecto colofón.