Enanos, gigantes y cortinas rojas

tumblr_mfwo3u0q7L1qb94mio1_1280

Twin Peaks es un pueblo pequeño del norte de Washington. Es un lugar tranquilo, y sus vecinos llevan una vida normal y sin sobresaltos. Un hotel, un aserradero y una serie de negocios locales son su base económica. Todo el mundo lleva una vida normal. Hasta que un día aparece en la playa el cadáver de Laura Palmer envuelto en plástico y las cosas comienzan a desmadrarse.

El agente del F.B.I. Dale Cooper llega a Twin Peaks a investigar el caso. Es el detective menos convencional que uno se puede encontrar: tranquilo, amable, siempre con una sonrisa, que aprecia los pequeños detalles como el café, la tarta o el yoga. Enseguida se siente a gusto en el pueblo y pone todo su empeño en resolver el asesinato.

La investigación empieza a trastocar la tranquilidad de Twin Peaks, y no solo la de amigos y familia de Laura. Cooper comienza a ver, tras entrevistar a los vecinos, que la aparente corrección y normalidad son solo una primera impresión: todo el mundo parece tener algo que esconder. La propia Laura Palmer es un ejemplo: a medida que Cooper reconstruye sus últimos días ve que la vida perfecta de la estudiante perfecta tiene una cara mucho más siniestra. El asesinato de Laura pone sobre la mesa muchos secretos y saca lo peor de muchos de los vecinos del pueblo.

0804081041352881546David Lynch, creador de la serie junto a Mark Frost, está especialmente interesado en todo lo que se sale de lo normal y correcto, que sale a luz a lo poco que se rasgue la superficie. Lo incómodo y lo siniestro que están ocultos tras la aparente normalidad. Twin Peaks no es el único trabajo en el que deja ver este interés. La tranquilidad del pueblo es aparente: todo el mundo tiene algo que ocultar, hasta el agente Cooper. Este interés por lo oculto se lleva un paso más allá en la serie cuando se va dejando ver que el mal, en general, está muy presente en Twin Peaks. Se va dejando ver que en un lugar tan tranquilo pueden llegar a ocurrir las cosas más siniestras. Esto va a tener especial interés en la segunda parte de la serie, tras la resolución del asesinato de Laura.

Una vez se resuelve el asesinato, la serie continúa. A nivel de promoción la serie se había vendido como la investigación del asesinato de Laura Palmer, por lo que tras resolverse pierde mucha audiencia. La ABC llega a cancelarla, pero no le compensa incumplir el contrato con Lynch, que apoyado por una plataforma de seguidores consigue continuarla. Lynch y Frost elaboran la idea original y algunos de los guiones, pero pasan a trabajar en otros proyectos, especialmente Lynch, por lo que dejan unas directrices pero se apartan de la serie. Esta continúa, y sobre esta parte es sobre la que hay más críticas. Personalmente, los capítulos posteriores a la resolución del asesinato me gustaron tanto como los primeros. Quizá algunos sean algo más flojos, con tramas más accesorias, pero los últimos capítulos de la serie en conjunto son estupendos. Lynch dirige el último, dándole a la serie un final que fue sorprendente hasta para una serie como esta.

La estética es particular, con elementos surrealistas y un ambiente opresivo y tenso: la calma es constante, pero saber que en cualquier momento algo va a romperla hace que no se pueda dejar de estar en tensión. Además del constante agobio la serie tiene un punto muy humano que ponen las relaciones y vidas de los habitantes de Twin Peaks, con mucha ternura y humor.

La historia se plantea y desarrolla de forma original, por lo menos para su momento. Está considerada como una de las bases de la ficción en televisión actual. tumblr_m5f2v9iO3P1qg4mjao1_1280Ahora estamos acostumbrados a las series, y a series de mucha calidad: “Mad Men”, “Breaking Bad”, “A dos metros bajo tierra” o “Los Soprano” entre otras muchas son series que no tienen nada que envidiar a parte del cine que se hace actualmente. Pero ver Twin Peaks en el momento en que se estrenó es algo que me gustaría haber vivido. Las series de investigación policial o de misterio eran comunes. Pero no con personajes como Lady Leño o Bob, no con investigaciones como las del agente Cooper, en las que los sueños protagonizados por enanos o gigantes le dan las pistas fundamentales para resolver el caso. Es una serie para seguir. La información va llegando poco a poco así que se pueden seguir las pistas a medida que las siguen los personajes. Se puede elucubrar, hacer apuestas y discutir sobre quién mató a Laura Palmer para luego ver lo lejos que uno estaba. Las tramas se van complicando en lugar de irse resolviendo, y es así hasta el último episodio.

Es una serie que fue muy alabada y muy criticada, sobre la que se ha escrito y debatido mucho. ¿Personalmente? Cosas como los sueños del agente Cooper, personajes como el gigante o Lady Leño, todo lo que pasa en la habitación roja o Michael J. Anderson hablando al revés hacen que sea una de las series que más de los nervios me ha puesto y que más he disfrutado. El último minuto de serie es una mezcla de cortinas rojas, gritos, espejos y pasta de dientes que no se me va a olvidar.