Elecciones a la Xunta de Galicia. Los protagonistas (III)

Continuando con la serie de protagonistas, llega el turno de los partidos minoritarios. Si bien es cierto que sus aspiraciones, según dicen las encuestas, no deberían pasar de obtener una simbólica representación, es cierto que en momentos tan agitados para la clase política como estos, este tipo de propuestas, en principio un poco más marginales, obtienen una mayor relevancia. Pudiendo llegar incluso a convertirse en auténticas “llaves” de gobierno.

José Canedo Santos – Unión Progreso y Democracia
José Canedo Santos nació en Val do Dubra hace 53 años. Después de cursar sus estudios de administración en F.P., en el año 1989 entró a trabajar en la oficina de correos de Santiago, donde posteriormente fue director de una oficina de la Caja Postal. Debido a las sucesivas fusiones, acabó en el BBVA donde se prejubiló a los 50 años. Fue entonces cuando se afilió a Unión Progreso y Democracia, donde fue nombrado responsable de finanzas en Galícia, candidato por UPyD en las pasadas elecciones a la alcaldía de Santiago de Compostela y candidato al Senado en las generales del 2011 por A Coruña.
El hombre fuerte de Rosa Diez en Galicia se enfrenta, entre otras cosas, a la difícil tarea de hacer olvidar entre los gallegos las, desafortunadas e insultantes, declaraciones de su cabeza de partido a CNN hace dos años y medio. Sería lógico suponer que el partido que fue creado para abarcar a los descontentos del PSOE y el PP estuviera viviendo su época dorada debido al desgaste que sufren los dos grandes partidos, sin embargo su política extremadamente centralista, turbia por momentos y que casi siempre peca de demagógica, no ha llegado a ganarse la confianza de los gallegos. El que aspiraba a ser el tercer partido estatal, según dicen las encuentas, en Galicia no llegará ni a formar un grupo propio.

Xoán Bascuas – Compromiso por Galicia
Xoan Carlos Báscuas Jardón nació el 20 de septiembre de 1970. Es Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas, además es profesor en la Escola Universitaria de Traballo Social de Santiago. Formó parte del gobierno gallego durante el periodo del bipartido. Fue coordinador general de Máis Galiza, una de las corrientes internas del BNG que se escindió este año, después de la negativa de, el hasta entonces Coordinador General de Máis Galiza, Carlos Aymerich a abandonar el BNG. Actualmente, después de la unión con Acción Galega es el Coordinador General de Compromiso por Galicia. Presentan un programa con vistas a formar un referente en el nacionalismo gallego que aglutine un espectro ideológico de centro, progresista y socialdemócrata con una izquierda ecologista.
Después de la ruptura de las negociaciones para formar parte de AGE, parece que CxG ha perdido algo de fuelle. Su principal problema es que uno de los grandes valores de su partido, Rafa Cuiña, número 1 por la provincia por Pontevedra, tendrá que enfrentarse en solitario a cabezas de partido como Núñez Feijóo, Mario Conde, o incluso Carlos Padín, que le pondrán muy difícil sumar aunque sea un escaño para su partido. En la provincia de A Coruña parecen pintar algo mejor las cosas para Xoan Báscuas, donde intentará sumar contra su antiguo compañero de partido Xosé Manuel Beiras.

Mario Conde – Sociedad Civil y Democracia
Mario Antonio Conde Conde, más conocido como Mario Conde, nació en Tuy (Pontevedra) hace 64 años. En 1977, con 28 años ingresa como director general adjunto al laboratorio farmacéutico Abelló, dirigido por Juan Abelló Gallo. En 1983 se vende esta empresa a la multinacional Merck Sharp and Dohme por 2.700 millones de pesetas. Posteriormente, en 1984 la pareja Conde-Abelló continúa su aventura empresarial comprando un veintitrés por ciento del capital social del laboratorio farmacéutico español Antibióticos S.A. En 1987, en una espectacular operación, vendió la empresa Antibióticos S.A. a la multinacional italiana Montedison por 58.000 millones de pesetas. Esta fue la operación económica más importante realizada en España hasta el momento.
Conde se hizo conocido en los años 1980, por ser el presidente del Banco Español de Crédito (Banesto), a los treinta y nueve años de edad. Su carrera empresarial se vio truncada en diciembre de 1993 por el escándalo financiero conocido como caso Banesto, por el que fue condenado a veinte años de prisión por el Tribunal Supremo. En septiembre de 2012 aceptó presentarse como candidato de Sociedad Civil y Democracia a las elecciones al Parlamento de Galicia.
Con el embargo de las fincas de Mallorca, que afirma no poseer, todavía reciente, Mario Conde se presenta a estas elecciones envuelto todavía por la polémica del caso Banesto. Este “ataque de personas cercanas al PP” como el lo describe, le supone un nuevo escollo en la difícil tarea de recuperar su credibilidad ante el pueblo gallego. Además, un programa tan centralista y antinacionalista como el suyo no parece la mejor apuesta en un momento de creciente nacionalismo en todo el estado.